La DPZ amplía los plazos en el pago de impuestos para aliviar el impacto económico del coronavirus

Los consistorios no se van a ver afectados, ya que las entregas a cuenta no se van a retrasar

La Diputación de Zaragoza ha adoptado medidas especiales en materia tributaria para paliar el impacto económico de la epidemia de coronavirus entre los vecinos de la provincia. El presidente, Juan Antonio Sánchez Quero, ha firmado un decreto en el que, con el fin de dar mayores facilidades de pago a los contribuyentes, establece la ampliación de distintos plazos de los impuestos, las tasas y otros ingresos de derecho público que la institución provincial recauda en nombre de los ayuntamientos. Actualmente, el 95% de los consistorios zaragozanos tienen delegada en la DPZ la gestión y atención tributaria.

“En estas circunstancias tan delicadas, de las que además no sabemos cómo van a evolucionar, desde la Diputación de Zaragoza tenemos que ser especialmente sensibles con los ciudadanos que están siendo golpeados por el fuerte parón de la actividad económica. Por eso, en la medida de nuestras posibilidades, vamos a hacer todo lo posible para que los vecinos de nuestros municipios puedan cumplir sus obligaciones tributarias con una mayor flexibilidad”, destaca Sánchez Quero, quien además subraya que los ayuntamientos no se van a ver perjudicados por estas medidas especiales.

“Hemos ampliado los plazos de cobro inicialmente previstos, pero no vamos a retrasar las entregas a cuenta que periódicamente ingresamos a los municipios, de forma que va a ser la propia Diputación de Zaragoza la que asuma las cargas que puedan generar estas modificaciones en nuestro calendario tributario”, explica el presidente.

Estas medidas especiales en materia tributaria para paliar el impacto económico del coronavirus se suman a las ayudas por importe de 1,5 millones de euros que ha lanzado la DPZ para financiar los gastos extraordinarios que están teniendo que afrontar los municipios zaragozanos en su lucha contra la epidemia.

Las subvenciones se distribuirán entre los 292 municipios de la provincia a través de un plan de concertación extraordinario que concederá a cada consistorio un fijo de 4.000 euros igual para todos y un variable en función de su población.

Medidas tributarias al detalle

Las medidas tributarias incluidas en el decreto, que se va a publicar en el Boletín Oficial de la Provincia de Zaragoza, arrancan con la no suspensión de los procedimientos tributarios favorables a los contribuyentes, como aplazamientos, beneficios fiscales y devolución de ingresos. Asimismo, han ampliado el periodo de cobro voluntario actualmente vigente, que finalizaba el 8 de mayo y se ha alargado hasta el 30 de junio.

También han dilatado el plazo de pago en periodo voluntario, lo que implica los plazos de pago de las liquidaciones (no recibos) ya notificadas y cuyo periodo voluntario de ingreso no haya finalizado el 18 de marzo, así como las notificaciones de las providencias de apremio cuyo periodo de ingreso no haya finalizado el 18 de marzo. Ambos quedan ampliados hasta el 30 de abril.

De igual forma, están contemplados tanto los plazos de pago de las liquidaciones (no recibos) que se notifiquen a partir del 18 de marzo, como las notificaciones de las providencias de apremio notificadas después de esta fecha, ampliados hasta el 20 de mayo.

Por otro lado, la DPZ ha mantenido los calendarios de pago fijados previamente con los contribuyentes en los fraccionamientos concedidos antes de la declaración del estado de alarma, mientras que ha establecido el plazo para presentar recurso o reclamación económico-administrativa sobre los actos notificados antes del 14 de marzo se iniciará el 1 de mayo.

No obstante, han suspendido las notificaciones presenciales durante el periodo de duración del estado de alarma. Se podrán realizar notificaciones electrónicas a personas jurídicas respetando los plazos indicados en este decreto. La no comparecencia electrónica no producirá efectos de notificación.

Además, han establecido que hasta el 30 de abril en materia de recaudación ejecutiva (la no voluntaria) no se dictarán providencias de apremio, no se practicarán embargos, no se autorizarán ni celebrarán subastas y no se ejecutarán garantías. Con relación a los procedimientos de inspección, ampliar hasta el 30 de abril todos los trámites notificados con anterioridad a la declaración del estado de alarma.

Sin embargo, se entenderán realizados los trámites si el contribuyente atiende dichos requerimientos durante este periodo. Respecto a las notificaciones efectuadas con posterioridad a la declaración del estado de alerta, se entenderán prorrogados sus efectos hasta el 20 de mayo.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La Universidad pone al servicio de las autoridades sanitarias sus laboratorios y equipos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies