Huesca cierra las zonas de esparcimiento canino

Los paseos deben realizarse individualmente y el perro tiene que ir atado

El Ayuntamiento de Huesca ha decidido cerrar todas las zonas de esparcimiento canino que existen en la ciudad.

En cuanto a los paseos con los perros, el Consistorio recuerda que durante el estado de alarma deben realizarse individualmente y el perro tiene que ir atado. Estos paseos deben ser breves y, por lo tanto, alrededor del domicilio habitual.

Además, tal y como recoge la normativa, inciden en que los propietarios de los perros tienen la obligación de recoger los excrementos de sus mascotas y de limpiar los orines con agua.

En estos momentos, y para que la desinfección sea mayor, se pide que los orines se limpien con una mezcla de agua y jabón o de agua y vinagre. En caso de que no se cumplan estas normas, se recuerda a todos los ciudadanos que pueden ser sancionados.

Print Friendly, PDF & Email