Tengo a mi padre en una residencia y veo que hay unas condiciones muy pésimas. Pagamos mucho por tenerlo bien atendido porque en casa no es posible, y esta situación de verlo tan mal me come por dentro.

p

En numerosas ocasiones las familias se enfrentan a la difícil situación de tener que elegir una residencia para sus mayores pero, lamentablemente, no todas las residencias llevan a cabo una correcta atención sanitaria y psico-social.

Dado el caso, lo más apropiado sería realizar una nueva búsqueda de residencias con el fin de encontrar la que más se ajuste a las necesidades y cuidados que tu madre requiere. A continuación, te recomiendo algunos aspectos a tener en cuenta durante la elección y visitas de las mismas. En primer lugar, y como primera toma de contacto, valorar la forma en la que te atienden y su interacción con las personas mayores; evalúa las condiciones de limpieza en las que se encuentre el centro, un buen indicador es el olor, así como la accesibilidad y acondicionamiento del mismo. Conoce el tipo de alimentación que proveen y cómo se ajusta según necesidades. Infórmate por la plantilla del personal que lo forma, el equipo de profesionales (multidisciplinar) y cuidadores, además del tipo de atención continuada que reciben a lo largo de toda su estancia. No menos importante, saber el tipo de actividades cognitivas, sociales, físicas y educativas que ofertan, siendo muy necesarias para su estimulación.

Mi consejo: Es fundamental que la residencia transmita cercanía y confianza por parte del equipo técnico y sus empleados, así como que se perciba un buen ambiente entre los trabajadores y los residentes.

Print Friendly, PDF & Email
p

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies