Los trabajadores afectados por un ERTE tendrán derecho a paro aunque no cumplan la cotización mínima

Los trabajadores podrán solicitarlo aunque carezcan del período mínimo de cotización necesario
Los trabajadores podrán solicitarlo aunque carezcan del período mínimo de cotización necesario

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un decreto para luchar desde el Ejecutivo contra las consecuencias económicas y sociales de la crisis del coronavirus. Un paquete de medidas por valor de 200.000 millones de euros y que contempla que los trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) puedan tener acceso a la prestación contributiva por desempleo.

Un derecho que podrán ejercer independientemente del tiempo que lleven trabajando en la empresa y aunque carezcan del período mínimo de cotización necesario para ello. Además, el Gobierno ha confirmado que el cobro del desempleo en estos casos no descontará de los periodos máximos de percepción.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha desgranado este viernes otras de las medidas laborales para los trabajadores que incluye el decreto. Entre ellas, Sánchez ha destacado también la posibilidad de que los asalariados puedan “adaptar o reducir” su jornada laboral hasta el 100%para “hacer frente a la necesidad de conciliar” y de cuidar a familiares como consecuencia de la crisis sanitaria.

Sánchez ha señalado también que el teletrabajo queda establecido como la medida principal para acceder a esta flexibilidad del trabajo que permita hacer frente a la crisis del coronavirus. Así, el presidente ha asegurado que habrá medidas que lo faciliten, como la dedicación de una “partida importante” destinada a la compra de ordenadores por parte de las pymes.

Moratoria de las hipotecas para trabajadores afectados

Además de estas medidas estrictamente laborales, el Gobierno ha planteado también otras de corte social, como la imposición a la banca una moratoria en el pago de las cuotas hipotecarias para aquellas personas que vean reducidos sus ingresos o pierdan su empleo como consecuencia del virus.

“Nadie será desahuciado en esta crisis”, ha afirmado con rotundidad Sánchez, quien h defendido que esta figura tendrá especial acento en aquellas personas que se encuentren en “situación de especial vulnerabilidad” y vean disminuidos sus ingresos por la situación excepcional que atraviesa el país.

España seguiría así los pasos de Italia, que acordó una moratoria similar para los hipotecados que sufriesen pérdidas en sus ingresos por culpa de las medidas excepcionales arbitradas para superar la emergencia sanitaria.

El real decreto no incluiría, sin embargo, la reforma de la ley de arrendamientos urbanos anunciada en los últimos días para “evitar” los desahucios por impacto en el alquiler de las viviendas, especialmente en zonas con precios tensionados.

Sin cortes de agua, luz, gas o internet

Pedro Sánchez ha confirmado también la prohibición de que se corte el suministro de servicios de luz, agua o gas a los hogares afectados por esta crisis económica, al que se ha sumado también el mantenimiento de las redes de telecomunicaciones a hogares vulnerables.

“La filosofía de este decreto es no dejar a nadie atrás”, ha destacado Sánchez, para quien”el Estado va a asumir el choque que representa el frenazo en seco de la economía española”. En esta línea, el presidente ha destacado que se va a “hacer frente a una reconstrucción y a una recuperación económica y social del país”, para la que ha solicitado “el apoyo de todos”.

Print Friendly, PDF & Email
Los trabajadores podrán solicitarlo aunque carezcan del período mínimo de cotización necesario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies