La hostelería lanza un SOS ante la “cascada de cancelaciones” de eventos en marzo y abril

Las reservas en banquetes y eventos se han cancelado casi en su totalidad en las últimas 24 horas

El sector de la hostelería y la restauración ha lanzado un mensaje de alarma total ante la crisis por la expansión del coronavirus. Los empresarios calculan que la caída de ocupaciones podría alcanzar el 80% y vislumbran un abril que puede ser prácticamente nulo. Además, las reservas en banquetes y eventos se han cancelado casi en su totalidad en las últimas 24 horas.

Así, desde los empresarios reconocen que esta crisis ha llegado “sobrevenida”, y que a principios de semana poca gente imaginaba este escenario. No obstante, el presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón (Cehta), Luis Vaquer, ha calificado de “decepcionantes e insuficientes” las medidas lanzadas por Pedro Sánchez, avisando de que “el curso de los acontecimientos hace pensar que en próximos días se puede cerrar toda la hostelería”.

Por este motivo, desde las asociaciones hoteleras exigen políticas económicas para el sector como la flexibilización de expedientes de regulación de empleo temporales y la inyección de liquidez a las empresas. Consideran que lo primordial es garantizar la continuidad de las empresas y de los puestos de trabajo una vez pase la crisis del coronavirus. “El sector industrial los ha usado durante la crisis y ahora nosotros requerimos una urgencia”, ha señalado Vaquer.

Además, esta situación ha llegado al sector en medio de la temporada de invierno, es decir, con poca capacidad económica. Calculan que los gastos fijos llegan al 60%, que habrá que pagar aunque no haya ingresos, por lo que su principal incertidumbre es la duración de las restricciones y el futuro de los trabajadores. “Si tuviéramos la certeza de que en una semana o un mes se soluciona, no estaríamos con estas cuestiones. No sabemos cuándo vamos a cerrar, pero tampoco cuándo vamos a abrir y en qué condiciones”, ha insistido el presidente de Cehta.

De hecho, en la provincia de Huesca, el cierre de las estaciones de esquí hace prever una lluvia de cancelaciones en los valles. El presidente de la Asociación de Hostelería de Huesca, Carmelo Bosque, ha calificado como “alucinante” que no se tomen ya las medidas. De hecho, los trabajadores su restaurante, Lillas Pastia, han afirmado que no quieren ir a trabajar.

Asimismo, los propios empresarios de Teruel están demandando que se decrete el cierre de sus instalaciones, para evitar que acudan turistas de otros territorios que puedan propagar el Covid-19. “Algunas zonas muy turísticas nos dicen que son lso primeros que quieren cerrar. Son personas mayores que no quieren que vengan de otros sitios, porque no tienen medios sanitarios”, ha expuesto el representante de los hosteleros de la provincia, Juan Ciércoles.

No en vano, la Comunidad de Madrid ha ordenado el cierre de bares y restaurantes a partir de este sábado, suspendiendo la actividad de las terrazas de hostelería y restauración hasta que se supriman las medidas adoptadas para contener la evolución del coronavirus. Por ello, insisten en firmar más restricciones en la Comunidad.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies