Una persona extranjera cobra 7.300 euros menos al año que un aragonés

La población ocupada inmigrante asciende a 79.600 personas y representan el 13,55% del total

CCOO Aragón ha presentado este jueves su informe anual de población inmigrante. Un estudio demográfico exhaustivo, que radiografía su estado actual y el porcentaje participativo de los extranjeros en los distintos ámbitos sociales y económicos de la Comunidad. El análisis, además, trata además de desintegrar los “falsos mitos” en torno al fenómeno de la inmigración, que tanta distorsión ha provocado en la concepción colectiva. Entre ellos, la falsa creencia de que los inmigrantes “se quedan con el trabajo de los españoles” o que se aprovechan de las ayudas sociales. Puede extraerse un dato revelador del informe en este sentido: un extranjero cobraría 7.354 euros anuales menos que, en este caso, un aragonés, según los últimos datos de la propia Agencia Tributaria. Un 33,05% menos.

El informe asimismo refleja la distancia no solo salarial que separa a un inmigrante de un autóctono, sino también las “precarias condiciones laborales” que el extranjero ha asumido históricamente. En este sentido, la secretaria de Política Social y Migraciones del sindicato aragonés, Marta Arjol, ha recordado que son las personas migrantes aquellas que terminan desempeñando los trabajos menos laboralmente favorecedores. Arjol ha querido asimismo hacer hincapié en la necesidad de, además de revertir ciertas creencias connotativamente negativas -que, en definitiva, arrastran al inmigrante a la vulnerabilidad y exclusión social- trasladar la contribución positiva que tiene el colectivo dentro de la propia sociedad.

Arjol contempla urgente concienciar acerca de que la inmigración no es sino “un revulsivo” para frenar el envejecimiento que acusa la población tanto aragonesa como española, que ayuda, al mismo tiempo, a paliar la despoblación: el perfil del migrante en Aragón es un varón de nacionalidad rumana o marroquí, menor de 45 años”. En esa línea, la responsable de migración del sindicato ha incidido en que es irreal que exista “excesiva inmigración” en el país, puesto que estadísticamente dicha creencia tampoco “se corresponde con los datos”.

Comportamiento estadístico de la inmigración en Aragón 

Del total de 148.724 extranjeros que hay en Aragón, en Zaragoza viven 110.066, en Huesca 24.882 y en Teruel 13.776. Hace unos años, la tendencia era que los hombres de nacionalidad extranjera acudieran a Aragón a buscar oportunidades laborales pero ahora la situación se ha igualado: 49,6% de mujeres y 50,4% de varones. En 2019, representaron el 15,15% de la población activa aragonesa (1,13 puntos por encima de 2018). El porcentaje de hombres activos es del 7,53% y 7,61% de mujeres. “La mayor presencia de la mujer extranjera y su mayor participación en el mercado de trabajo ha contribuido al mantenimiento de la tasa de actividad española. Por otra parte, su incorporación a actividades laborales relacionadas a los cuidados familiares y domésticos favorece la incorporación de la mujer al mercado de trabajo”, asegura Marta Arjol.

La población ocupada inmigrante asciende a 79.600 personas y representan el 13,55% del total. Se iguala la tasa de ocupación entre hombres (6,93%) y las mujeres (6,62%). A pesar de que los niveles de contratación extranjera se hayan recuperado en los últimos años, gracias a las campañas agrícolas y el auge del sector servicios, la población extranjera soporta unas peores condiciones laborales que la autóctona. “De los 183.210 contratos que se firmaron en 2019 con trabajadores inmigrantes, 167.247 fueron de carácter temporal”, asegura Arjol.

El mayor volumen de contratación lo ostenta Zaragoza con 132.409 contratos. Crece la contratación en Huesca si comparamos los datos entre 2018 y 2019 (Se firmaron 34.008 contratos, 5083 más que el año pasado) y aumenta levemente en Teruel con 217 contratos más que en 2018 y un total de 11.710 en 2019. Los sectores con mayor número de contratación fueron servicios con un 46,99% (85.623), seguido de la agricultura con un 31,94% (58.206), la industria con un 15,07% (28.462 contratos) y la construcción con un 5,99% (10.919). Con datos de 2017, el salario medio de un aragonés era de 23.719 euros y 16.031 de un trabajador extranjero, 7.668 euros menos.

En cuanto al paro, en 2019 el desempleo extranjero supone el 29,47% del total que hay en Aragón. Si comparamos los datos con el año 2008 equivalía al 21,05%, estimando que había más población extranjera que el año pasado. La tasa de paro inmigrante en 2008 era del 14,43% y en 2019 del 19,52%. “En el periodo 2009-2019 se ha recuperado el nivel de ocupación que había antes de la crisis, pero ha crecido un 3,11% entre los aragoneses y ha caído un 2,57% para la población extranjera. Un dato que reafirma que la inmigración no quita trabajo a la población autóctona”, afirma Marta Arjol.

Finalmente, el informe refleja que el número de beneficiarios extranjeros por desempleo ascendió en 2019 a 7.850 personas en Aragón. Respecto a 2018 supone un incremento del 10,81% pero sigue siendo un grado de cobertura más bajo que el de la población aragonesa: mientras la tasa de cobertura por desempleo se sitúa en el 64,32%, para la población extranjera parada alcanza el 48,52%, 16 puntos menos. La tasa de riesgo de pobreza para los extranjeros se sitúa en el 38,2%, 20,5 puntos por encima de la aragonesa.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies