La UCA recuerda que el Código Civil protege a los ciudadanos ante cancelaciones de vuelos

Desde la UCA lamentan que algunas compañías siguen "insensibles" a esta situación

La Unión de Consumidores de Aragón ha querido tranquilizar a los ciudadanos afectados por las cancelaciones de vuelos por el coronavirus. Según han explicado, el Código Civil protege a los consumidores en casos de fuerza mayor, como puede considerarse el cierre de aeropuertos o de trayectos entre Italia y España, pero les deja más expuesto cuando el avión despega y son los propios ciudadanos los que no quieren viajar por miedo o por propia responsabilidad.

Eso sí, avisan, el Código Civil solo defiende en los tribunales, por lo que, si la empresa se muestra inflexible con la devolución del billete, habrá que presentar una denuncia para recuperar el dinero. El portavoz de la UCA, José Ángel Oliván, ha lamentado que algunas compañías siguen “insensibles” a esta situación, pero “las causas de fuerza mayor operan a favor de los consumidores”. “La recomendación es que reclame fehacientemente, con burofax, correo electrónico u hoja de reclamaciones, e informarse en oficinas de atención al consumidor o asociaciones”, ha añadido.

Asimismo, desde la UCA también han lanzado otro mensaje de calma sobre la disponibilidad de alimentos en los supermercados. Su presidenta, Fernanda Blanco, ha reconocido que se puedan encontrar posibles faltas de productos o baldas vacías, pero que se trata de “un momento determinado y en un supermercado determinado”, porque “se repondrá al día siguiente”.

Por este motivo, les han pedido a las empresas distribuidoras que hagan “un esfuerzo” para poder adaptarse a la situación actual y evitar carencias puntuales de productos. “No hay falta de producción. La gente sigue yendo a trabajar y los productos se producen y distribuyen con normalidad. No hay que entrar en pánico”, ha valorado Blanco.

Donde sí van a estar alerta es en el control ante posibles incrementos drásticos de precios, aunque también destacan que solo se ha dado en jabón de manos y mascarillas. “Tienen que poner en marcha los mecanismos de inspección, y si la ley no les permite sancionar, habrá que plantear controles de precios para evitar incrementos”, ha señalado Oliván.

Balance de 2019

La Unión de Consumidores de Aragón ha aprovechado para realizar estas declaraciones durante la presentación de su memoria anual de actividades. En concreto, el año pasado realizaron alrededor de 16.000 atenciones y consultas de los ciudadanos, logrando recuperar unos 400.000 euros.

Buena parte de este montante económico son gracias a reclamaciones de cláusulas suelo y gastos hipotecarios, teniendo en cuenta que los juzgados encargados de estas demandas están prácticamente colapsados. No obstante, la telefonía y las telecomunicaciones siguen liderando las preocupaciones de los ciudadanos.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies