Alberto Zapater quiere volver a ponerse la camiseta del Real Zaragoza

Zapater ha partido de titular en los últimos partidos. Foto: Real Zaragoza

El capitán del Real Zaragoza, Alberto Zapater, ha sido la novedad más positiva de este miércoles en el conjunto blanquillo. Exactamente diez meses después de disputar su último encuentro, el cincovillés ha vuelto a entrenar con el Real Zaragoza, y según ha asegurado, “las sensaciones son buenas”. El centrocampista se encuentra “contento”, y ha dejado claro que su meta es volver a saltar a La Romareda. “Tengo confianza en que sí, volveré a jugar otra vez”, ha declarado.

Desde luego, volver a la sala de prensa del equipo y regresar a los entrenamientos es un avance importante. Cada vez queda menos para volver a ver a Alberto Zapater con el brazalete de capitán, y eso ilusiona a todo el zaragocismo. La idea ahora es ir poco a poco, “día a día”. Todavía guarda ciertos dejes, ciertos “mecanismos de defensa” que únicamente se corrigen cuando se vuelve a la normalidad definitiva. “Me levanto de una silla y lo hago con la pierna izquierda”, ha ejemplificado durante su intervención.

Ahora necesita que se pongan en orden todos sus grupos musculares. Llegará el momento de la fatiga, de las agujetas e incluso de alguna rotura que entraría dentro de lo previsto. Son 10 meses sin competir, y a sus casi 35 años se nota. De momento, todo lo que ha ido surgiendo han sabido controlarlo sin problemas, y su cuerpo va aceptando las cargas de trabajo. “Cada día que pase es un triunfo porque es estar más cerca de estar bien”, ha sostenido el ejeano.

A lo largo de estos diez meses exactos, el capitán del Real Zaragoza ha pasado por momentos de bajón. “Tuve momentos de dudas. He estado en una situación personal que ha sido dura”, aseguraba el día de su vuelta a la normalidad. Y es que, durante su particular calvario, ha sido fundamental la confianza de su entorno para salir adelante. Además, ha dejado claro que este esfuerzo no lo ha hecho “para cuatro días”.

Zapater frente al coronavirus

Alberto Zapater ha sido claro en su postura frente al coronavirus, y se ha alineado con el comunicado del club, los jugadores y todo el mundo del fútbol a excepción de La Liga. Los jugadores continúan expuestos al virus, y jugar a puerta cerrada no garantizaría la salud de los actores principales. Aun así, tiene claro que ahora mismo hay un partido programado, y solo deben pensar en “entrenar y estar bien para el domingo”.

Con La Romareda a favor o con la tristeza de un estadio vacío, el Real Zaragoza debe ganar al Alcorcón para, como mínimo, salvaguardar los cinco puntos de ventaja sobre el tercero. Jugar sin público perjudica claramente al aficionado y al equipo, pero la decisión se debe tomar de más arriba. Por ello, los maños deberán dar un plus extra para llevarse una victoria y acercarse un poco más al sueño del ascenso.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies