Isabel Calzada Andreu / Gestión Administrativa

Día de la mujer, ¿para las mujeres?

Isabel Calzada Andreu

El día 8 de marzo de 1910 se proclamó como el Día de la Mujer después de diversos hechos. Poco habría que discutir en la actualidad; la Constitución española, en su artículo 14, habla sobre la igualdad de todos ante la ley.

Pero el sentido de las izquierdas sobre este día y lo que pretenden casi nunca es explicado con detalle a las mujeres. Y es que cuando se juntan las justas aspiraciones femeninas con las ideologías marxistas y feministas el resultado puede ser catastrófico. Hace tiempo que no se interesa por la igualdad entre hombres y mujeres, en el plano legal, sino que lo que se pretende es otra cosa, y para ello se engaña a la población.

Si en la naturaleza se encuentra el hombre y la mujer, como seres diferenciados en lo físico, hubo un momento en la historia, sobre el año 1948, en que se elaboró un plan para construir otra realidad humana y una nueva ética, promoviendo la transformación de las sociedades en el sentido de hacer desaparecer las diferencias entre hombre y mujer, las familias tradicionales, el sentido de lo bueno y lo malo, en definitiva, se pretendió destruir lo natural para construir lo artificial, unos seres que pueden ser hombres o mujeres según la hora del día en una sociedad donde todo es relativo y discutible.

Hace siglos, la llamada Liga de los Justos, encargó a Carlos Marx que escribiera el Manifiesto Comunista, donde debía defender tres principios: la destrucción de la familia tradicional, la eliminación de la propiedad privada y crear el gobierno mundial. Como se ve, todo esto nos suena, y por ello la Escuela de Frankfurt que se hizo popular en 1960, compuesta por una serie de filósofos, elaboró teorías neomarxistas para configurar el mundo actual, la ingeniería social, el sexo de todas las clases, destruir todo orden moral, enfrentar ya no a trabajadores contra capitalistas, sino a hombres contra mujeres, hijos contra padres, y animales contra seres humanos, el aborto libre, el control de la natalidad, la disminución de la población mundial, e ir contra todo concepto patriótico.

De ello salieron corrientes feministas como el ecofeminismo, ciberfeminismo, feminismo socialista, negro, lésbico, revolución sexual, feminazismo, etc… y el hembrismo y misandría, que es el odio a todo lo que suena a masculino y a los hombres. ¿Violencia de género?

Como se ve, no siempre se informa bien a la población de determinados asuntos.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies