La Facultad de Veterinaria renueva el sello de calidad en docencia reconocido a nivel mundial

La Facultad de Veterinaria ha realizado durante los últimos cuatro años un gran trabajo, preciso y coordinado, preparándose para la evaluación

La Facultad de Veterinaria ha conseguido renovar su sello de calidad en la docencia y formación de los estudiantes. Es el primer centro español que lo consigue al primer intento y sin registrar deficiencias, ya que Madrid y Barcelona tuvieron que corregir algunas desviaciones, lo que permite homologar su enseñanza a nivel europeo y equipararse a las grandes universidades de todo el mundo.

La Facultad de Veterinaria ha realizado durante los últimos cuatro años un gran trabajo, preciso y coordinado, preparándose para la evaluación del Comité de Expertos de la European Association of Establishments for Veterinary Education (Eaeve), que se realizó en el campus veterinario del 17 al 21 de febrero de 2020. La evaluación se realizó no solo a nivel docente, sino que se revisó todo el curriculum formativo de los estudiantes así como el ámbito administrativo, realizando una comprobación presencial en todas las actividades durante esa semana.

Tras el estudio, la Asociación emitió un informe señalando que la Facultad de Veterinaria recibía la acreditación europea por la Eaeve, lo que pone de manifiesto el prestigio de la Facultad a nivel mundial. El entusiasmo de los alumnos, un estudio multidisciplinar o la calidad de las instalaciones son las principales fortalezas que han permitido a la Facultad reeditar esta acreditación.

Un sello que abre la puerta a los grandes mercados internacionales, donde, ha explicado el decano de la Facultad de Veterinaria, Manuel Gascón, la competitividad es muy elevada. “Con el Brexit, probablemente los colegios internacionales ingleses exijan para trabajar que el graduado provenga de una facultad acreditada. Si no es así, le pueden vetar. A nivel europeo es más complicado, pero los colegios franceses son muy duros con nosotros porque producimos más veterinarios. Y los japoneses quieren el sello para competir con las privadas”, ha expuesto.

El decano es, precisamente, uno de los encargados de evaluar otras facultades de Europa, lo que ha permitido adelantarse a las posibles deficientes y mejorar internamente. Entre las actuaciones, se ha construido un box de aislamiento para grandes animales, que no tenía la facultad; redistribuir la zona de hospitalización en el Clínico, separando los gatos y perros; se ha hecho una zona de infecciosos para gatos y perros; y se han adoptado medidas en bioseguridad, ya que es una de las principales preocupaciones de la Eaeve.

Ahora, la Facultad de Veterinaria deberá someterse cada siete años a una nueva visita de los inspectores para renovar esta acreditación.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies