Willy Toledo, absuelto del delito contra los sentimientos religiosos

La sentencia ha sido dictada por el Juzgado de lo Penal número 26 de Madrid

El Juzgado de lo Penal número 26 de Madrid ha absuelto al actor Willy Toledo del delito de ofensa a los sentimientos religiosos. La magistrada ha considerado que los mensajes publicados en su perfil de Facebook “cagándose” en Dios y en la Virgen del Pilar “no acreditan por si solos la comisión de un delito de escarnio contra los sentimientos religiosos”.

En concreto, la sentencia reconoce “la falta de educación, el mal gusto y el lenguaje soez” utilizado por el actor, “y que caracteriza sus publicaciones”, pero subraya que “no acreditan por si solos la comisión por parte del mismo de un delito de escarnio contra los sentimientos religiosos por el que ha sido acusado”.

La magistrada Sonia Agudo avala así las explicaciones que el propio Toledo dio en la Sala asumiendo que el “me cago en la Virgen del Pilar”, publicado en un mensaje más largo el 12 de octubre iba acompañado de “la misma alusión mal sonante y soez respecto de la fiesta nacional, la monarquía y sus monarcas, el descubrimiento, sus conquistadores, la conquista y todo lo que se menea”.

“Resulta evidente que su objetivo no era la crítica u ofensa de los sentimientos religiosos, sino la Fiesta del doce de octubre y todo lo que implica la misma”, asegura la sentencia, que se posiciona de la misma manera sobre las publicaciones del 5 de julio de 2017, en tanto que “utilizando el mismo lenguaje soez, vulgar, malsonante y provocador hace una defensa de sus compañeras, unas manifestantes procesadas, y de lo que ellas estaban reivindicando”.

Toledo se sentó el pasado 17 de febrero ante el titular del Juzgado de lo Penal número 26 de Madrid donde reconoció que había escrito esas frases pero que no lo hizo con la intención de ofender. “Mi intención era ejercer mi derecho a la libertad de expresión. No ofender a nadie. Ni a los católicos, ni a los musulmanes, ni a los seguidores de la secta del monstruo del espagueti volador”, dijo entonces el actor.

La única acusación corría a cargo de la Asociación de Abogados Cristianos, ya que la Fiscalía pedía la absolución al entender que prevalecía la libertad de expresión. La Fiscalía, por el contrario, consideraba entonces que aunque “el contenido puede ser considerado de dudoso gusto, desabrido y, sin duda, irrespetuoso con los sentimientos de los que profesan la religión católica, no puede mantenerse que constituyan un delito”. Por ello, el ministerio público solicitó el sobreseimiento de la causa en diciembre de 2018, pese a que dos meses antes pidió ampliar la causa contra Toledo e investigar otros mensajes que había colgado en Facebook.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies