Víctor respeta “la historia del Racing” y no se fía de su última plaza

Víctor ha dejado fuera de la convocatoria a James por lesión y a Pereira e Igbekeme

El Real Zaragoza vuelve a la competición este fin de semana para medirse al Racing de Santander en el estadio del Sardinero. Ahora mismo, los cántabros ocupan la última posición de la tabla, pero el entrenador zaragocista, Víctor Fernández, no se fía en absoluto. “Respetamos muchísimo la historia de este gran club que está viviendo unos momentos complicados en Segunda División”, ha asegurado.

Lo cierto es que actualmente no es el que era, pero eso no significa que les vaya a esperar un partido sencillo en el norte del país, y más teniendo en cuenta que es su última bala. Una derrota frente al Real Zaragoza supondría prácticamente la sentencia definitiva, y van a tratar de reengancharse de cualquier forma. Por ello, esa extrema necesidad le convierte en un conjunto más que peligroso.

De todas maneras, la regularidad en la que se ha estabilizado el conjunto del león rampante es la que puede llevar a los maños a ese ascenso a Primera División. Ese el único objetivo que existe dentro de las filas aragonesas, y Víctor parece el entrenador llamado a lograrlo. “Solo quiero alcanzar nuestro sueño y nada más”, ha insistido el del barrio Oliver. Para ello, como él mismo ha explicado, necesitará “ganar muchos partidos a base de regularidad”.

Para poner el camino un poco más cuesta abajo al Real Zaragoza, este fin de semana se disputa un Cádiz – Almería, primer clasificado frente al tercero. Cualquier resultado es bueno para el conjunto de la capital aragonesa, porque le acercaría al líder o abriría más brecha con el playoff. Esta última es la opción más apetitosa, pero el míster blanquillo ha destacado que “lo importante” es lo que hagan los maños. No piensa en ese enfrentamiento, porque su única ocupación mental es “el Racing y ganar”. De hecho, considera que el resto de resultados solo ayudan “si se logran los tres puntos”.

El zaragocismo inundará Santander

Cerca de 1.500 aficionados zaragocistas se darán cita en Santander para alentar a su equipo lejos de La Romareda. Sin ser un desplazamiento corto, ya que la capital cántabra está a 400 kilómetros, sí que se podrá calificar como “masivo”. El entrenador ha querido darle las gracias a la hinchada “una vez más” por ese apoyo, y esperan “darles una alegría”. Víctor desea “que vuelvan felices”, porque significará que los tres puntos viajen con el equipo a Zaragoza.

Ahora queda el último tercio de competición, y el Real Zaragoza, a pesar de no tener “la pasta” con la que cuentan otros, sí que cuenta con motivos para creer en llegar a lo más alto. “Llevamos un escudo que no lleva nadie, el escudo del león, el del zaragocismo, y debemos luchar con nuestros medios, que son la ilusión, la fuerza mental del grupo, el corazón y el motor que nos da la afición”, ha declarado a modo de discurso. “Esto no lo tienen los demás”, ha sentenciado en su particular inyección de ilusión.

El deber de volver a ganar se mezcla con la fe de hacerlo para consolidarse en la zona más alta de la tabla, donde los maños afianzan su candidatura al ascenso. El Real Zaragoza suma y sigue en su particular campaña heroica, donde equipo y afición se dan la mano para lograr juntos el sueño de verse en Primera División.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies