Míchel reconoce que hay “pequeños detalles” que le han hecho perder al Huesca “más de la cuenta”

Míchel cree que el Huesca puede hacer un gran final de temporada

La Sociedad Deportiva Huesca vuelve a casa, al estadio del Alcoraz, para tratar de continuar con su gran racha de resultados como local. Esta vez les visita el Extremadura, rival peligroso que se encuentra en la cuerda floja, coqueteando con los puestos de descenso a Segunda B. Los de Míchel tenían ganas de regresar a su feudo, porque lejos de él los resultados están siendo malos, y es algo que deben cambiar. Así lo ha reconocido el míster, que ha declarado en rueda de prensa que deben cambiar “pequeños detalles” que les está llevando a perder “más partidos de la cuenta”.

Es poco lo que deben cambiar, pero como ha reiterado el técnico, deben hacerlo cuanto antes. Lo cierto es que el Huesca es capaz de ganar “cualquier partido” y de coger “una racha positiva”, aunque siendo conscientes de que lo importante es ir “partido a partido”. Ahora deben terminar de matizar y corregir errores para pelear por todo. El equipo afronta los trece encuentros que faltan por disputarse “con ganas de hacer grandes partidos”.

Los aragoneses tienen ganas de dar una alegría a su afición, y afrontarán el partido “con la voluntad de competir al 100%”. Quieren ser “competitivos y protagonistas” sobre el césped del Alcoraz. “Es un rival que viene con necesidades, que nos va a obligar a sacar nuestra mejor versión y olvidarnos de todo lo que no sea fútbol”, ha declarado el técnico en la previa. Además, ha mantenido que deben “seguir compitiendo y “buscar la victoria para estar lo más alto posible”. A los oscenses, por su condición de recién descendido, se les exige un ascenso a la categoría de plata.

Regresar a casa siempre es positivo para el Huesca, porque sabe sacar mucho más partido a su rendimiento y se convierte en un conjunto más fuerte. Aun así, se trata de un partido “complicadísimo”, ante un rival “que va a obligar a hacer muy bien las cosas. Sacar partido del hecho de jugar como local es fundamental si se pretenden alcanzar cotas mayores, y deben “seguir haciendo las cosas como hasta ahora”.

El Extremadura será un hueso duro de roer, a pesar de encontrarse en puestos de descenso a la liga de bronce. “Hemos analizado mucho al rival y sabemos de las dificultades que nos puede plantear. Tenemos también la referencia del partido de ida, aunque fue hace mucho”, ha expuesto ante los medios. Los extremeños se caracterizan por su rapidez y su capacidad de robar el balón, por lo que en el Huesca deberán ser “agresivos y dominadores”. Además, tendrán que saber sufrir “desde la humildad”, porque sin ella “no se consigue nada”.

Teniendo en cuenta que se disputa un Cádiz – Almería este fin de semana, una victoria siempre les beneficiaria. Sabrían que recortarían puntos al primero o al ascenso directo, siendo esta cuestión prioritaria. Un triunfo les dejaría aun más cerca del sueño, y de nuevo recibirán en El Alcoraz al Fuenlabrada. Sumar seis puntos de seis posibles sería lo ideal para que no se escape la pelea por lo más alto.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies