Investigado un varón de 40 años por maltratar a dos perros en El Burgo de Ebro

Los canes se encontraban claramente enfermos y no recibieron asistencia veterinaria por parte de su responsable

 

El Seprona de la Guardia Civil ha procedido a la inspección de una parcela de El Burgo de Ebro en la que podrían encontrarse varios canes en situación de abandono y comprobaron la existencia de dos perros que se encontraban en pésimas condiciones higiénico-sanitarias, falleciendo uno de ellos en la noche del día 25 de febrero a consecuencia de las graves patologías que sufría. El titular de la caseta, un varón de 40 años y vecino del municipio, está siendo investigado como presunto autor de un delito de maltrato animal.

A raíz de una petición de colaboración de la Guardia Civil de El Burgo de Ebro, en la que comunicaban fundamentadas sospechas y en la que podrían encontrarse varios canes en situación de abandono una Patrulla del Seprona (Paprona), compuesta por agentes pertenecientes a Casetas y Zaragoza, los agentes procedieron a la realización de una inspección en la citada parcela el pasado 25 de febrero.

En esta inspección los agentes encontraron dos perros, un Epagneul Bretón y un mestizo de Pastor Alemán y Belga, que se encontraban en pésimas condiciones higiénico-sanitarias, observando cómo el primero de ellos caminaba y respiraba con dificultad, siendo el segundo el que presentaba un peor estado de salud, con síntomas de desnutrición severa, respiración entrecortada y apático ante los estímulos de los agentes.

Ante estos hechos, la Guardia Civil realizó gestiones encaminadas a la localización del propietario del inmueble, con la finalidad de acceder a su interior, comprobar con mayor exactitud las circunstancias en las que se encontraban los animales y, con la colaboración de operarios municipales, proceder al rescate de los perros. En este acto comprobaron que los canes se encontraban claramente enfermos, no habiendo recibido asistencia veterinaria por parte de su responsable.

Una vez rescatados los perros, fueron trasladados con urgencia al Centro de Protección Animal de la Diputación Provincial, ubicado en Movera, para su atención por personal facultativo, quienes observaron que el perro que se encontraba en peores condiciones presentaba un tumor agresivo y una dirofilaria (gusano del corazón) muy avanzada y que falleció durante la noche de ese mismo día. Igualmente el segundo can presentaba soplo al corazón, un tumor en un testículo, anemia y una disminución en el ángulo traqueal, siendo su pronóstico reservado.

Por estos hechos fue investigado el titular de la caseta, un varón de 40 años y vecino de El Burgo de Ebro, como presunto autor de un delito de maltrato animal con la agravante de causar lesiones graves y la muerte.

La legislación aplicada corresponde a la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal (modificada por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo), que en su artículo 337 bis tipifica como maltrato animal el abandono con la agravante de causar lesiones graves e incluso la muerte del animal.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Burgui sostiene que el Real Zaragoza “estará igual de bien” cuando regrese la competición

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies