“El doble más quince”: La compleja relación entre personas de edades muy diferentes

La nueva película del cineasta bilbaino Mikel Rueda es un melodrama romántico que tiene mucho en común con su segundo largometraje, “A escondidas (2014)”, y que tuvo su presentación hace un año en la sección oficial de la pasada edición del Festival de Málaga, y posteriormente se proyectó en el Zinemaldia de San Sebastián y en la Seminci de Valladolid, ya que estaba integrada dentro de las secciones Zinemira y Spanish Cinema respectivamente.

Un melodrama romántico filmado en Bilbao y sus alrededores (La ciudad natal del director y del actor protagonista).

La película tiene como protagonistas a una mujer casada y con hijos y a un adolescente menor de edad que comienzan una relación especial. Ella es Ana, interpretada por Maribel Verdú, que está magnífica en un papel nada sencillo.

Él es Eric, un joven que conoce a la protagonista en la primera escena de la película y que está interpretado por Germán Alcarazu, que debutó en la película del director citada anteriormente, y que tenía 22 años en el momento en el que se filmó “El doble más quince” aunque su personaje es 7 años más pequeño. No me convence la interpretación del actor bilbaíno, y se nota su inexperiencia en relación con su partenaire, en lo que es uno de los puntos más flojos del proyecto, y mucho más teniendo en cuenta el gran nivel de interpretaciones de niños y adolescentes del cine nacional de lo que llevamos de siglo.

La propuesta es bastante irregular, que tiene un guion que alterna momentos buenos, con otros no tanto y muy mejorables (En especial uno en el acceso a la Holy Party y otro en el interior de un hotel). Pese a sus defectos la película mantiene el interés hasta el final y tiene algunos diálogos interesantes, aunque el tono general no me termina de convencer.

Refleja bastante bien la realidad de algunas situaciones que suceden en la actualidad, y me parecen acertados algunos enigmas planteados por los protagonistas sobre el futuro de esta relación, pero me pregunto que se diría si el único cambio en la historia fuera la relación entre una adolescente menor y un hombre casado. A nivel personal no cambiaría nada mi valoración, ya que el cine es crear historias de ficción que no tienen porqué tener similitudes con la realidad, y aunque pueda parecer extraño este tipo de relaciones también suceden entre jóvenes y mujeres mucho más mayores y casadas.

La música compuesta por Naia Mandaluniz es correcta y no está mal, pero cuenta con algunas buenas canciones como la que suena en la escena final, y me gusta el desenlace.

Una película que tendrá muchos detractores, que no aporta nada nuevo al cine español actual, pero que gustará a los que disfrutan con los melodramas.

www.habladecine.com

LO MEJOR: La actuación de Maribel Verdú. La presentación de los personajes.

LO PEOR: La actuación de Germán Alcarazu. Algunas situaciones innecesarias y alargadas en el tercio final.

VALORACIÓN:

Fotografía: 5

Banda Sonora: 5

Interpretaciones: 6

Dirección: 5

Guion: 5,5

Satisfacción: 5

Nota final: 5,25

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies