Alonso se despide denunciando una “colisión” con Génova por la forma de entender la política, el PP y España

Alonso se va por "no contar con la confianza de la dirección nacional del PP"| Foto: Jorge Villa

Alfonso Alonso ha anunciado su renuncia a liderar el PP vasco por “el problema de falta de confianza” con Génova que quedó patente en los últimos días y llegó a su máximo exponente cuando el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, le fulminó hace menos de 24 horas. Una decisión que, a su juicio, está propiciada por “la colisión” que se ha producido con la dirección nacional por las “dos maneras de entender la política, el funcionamiento del PP y seguramente lo que es España, cómo se vertebra su diversidad”.

El que fuera presidente de los populares vascos desde octubre de 2015, comunicó primero su decisión a Casado, luego la trasladó a la Junta Directiva Regional del PP y la confirmó en una rueda de prensa en la que se mostró visiblemente emocionado por despedirse de toda una vida dedicada a la política. “Ahora me voy a dedicar a otra cosa, que no sé lo que es porque no tenía yo todo esto previsto. Me dedicaré a otra cosa y seguiré sus actividades como un paisano más”, indicó.

Desde la base de que “no” cuenta con “la confianza de la dirección nacional del PP”, que hoy mismo oficializó su recambio por Carlos Iturgaiz como candidato de la coalición PP+Cs, consideró que se antojaba “imposible” seguir ostentando el cargo de presidente del PP vasco. Se trata, reiteró, de “un problema de falta de confianza” y de unas “diferencias” que detalló a continuación.

“Pienso que no es posible ejercer el liderazgo sin contar con la capacidad de decir algunas cosas y poder participar en la decisión del resto de cosas que nos afectan. No es posible el liderazgo en esas condiciones”, recalcó Alonso, refiriéndose al malestar que le causó que la dirección nacional acaparase las negociaciones para la coalición con Ciudadanos.

La decisión de Alonso, que fue ratificado como candidato del PP por el Comité Electoral Nacional cuando se convocaron las elecciones vascas, se ha precipitado por las fuertes tensiones vividas en los últimos días con la cúpula del PP a cuenta del reparto de puestos de salida en la coalición y por “no compartir” cómo se ha operado desde Génova, según han señalado desde su entorno.

El culmen de la tensión llegó el pasado viernes, cuando desde Génova se anunció un acuerdo de coalición con Ciudadanos para concurrir a los comicios autonómicos cuyos términos aseguraban desconocer desde Euskadi. El día anterior, a medianoche, se le emplazó a una reunión en la sede nacional y desde su entorno se quejaron de las formas y el fondo, por lo que no fue. Ayer, domingo, sí se reunió con la dirección y el distanciamiento llegó a su punto álgido, hasta el punto de que esa misma tarde Casado le comunicó que prescindía de él como candidato.

En su comparecencia, Alonso achacó lo ocurrido a que “ha habido una colisión entre dos maneras de entender la política seguramente y también de entender el funcionamiento de nuestro partido”. “Seguramente también haya una manera diferente de entender lo que es España y cómo se articula y se vertebra su diversidad”, añadió.

En este sentido, defendió que “el partido del País Vasco se ganó su mayoría de edad hace muchísimo tiempo” y así se lo hizo saber a sus compañeros en la reunión de la Junta Directiva Regional, en la que también les pidió que “ayuden” a Iturgaiz en el cometido que tiene asignado. Es más, recordó que entraron juntos en política y confirmó que ayer mismo habló por teléfono con él y le deseó “la mejor de las suertes”.

Pese a hacer este diagnóstico de lo ocurrido en su relación con Génova y defender de nuevo ese acento propio del PP vasco, Alonso reconoció que “en absoluto” está “libre de error”. “Yo me podré haber equivocado, pero siempre he tenido la intención de actuar con la máxima de las lealtades”, recalcó el exministro de Sanidad en el Gobierno de Mariano Rajoy.

Antes de esta comparecencia en la que puso punto y final a “la política activa”, Alonso explicó a sus compañeros del PP vasco que abandonaba el cargo tras “no contar con la confianza de la dirección nacional del Partido Popular”. “Vengo aquí esta tarde a presentaros y anunciaros mi dimisión como presidente del PP en el País Vasco. Es una decisión que no tiene vuelta atrás”, explicó Alonso, que pone así fin a una “larga etapa de compromisos y dedicación a la actividad pública y a la política”.

Nacido en Vitoria el 14 de abril de 1967 y licenciado en Filología Románica y en Derecho, Alonso ocupaba la presidencia del PP vasco desde el 16 de octubre de 2015. El que fuera parlamentario del Grupo Popular Vasco desde octubre de 2016 también se hizo cargo del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad entre 2014 y 2016.

Además, Alonso ejerció anteriormente como portavoz del PP en el Congreso de los Diputados (entre 2011 y 2014), donde accedió como diputado por la circunscripción de Álava en 2008. Fue alcalde de Vitoria entre los años 1999 y 2007, institución a la que se incorporó como concejal en 1996. Igualmente, fue presidente del PP de Álava entre los años 2008 y 2015.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies