Prohibido acercarse a 200 metros de una mujer tras “meterle mano y sobarla” en un bar de Teruel

Esta prohibición estará vigente mientras duren las diligencias abiertas en el juzgado por los hechos ocurridos

El juez de Violencia sobre la Mujer de Teruel ha dictado una orden de alejamiento contra un hombre como presunto autor de un delito contra la libertad sexual en su modalidad de abuso sexual. Los hechos por los que ha sido condenado sucedieron este domingo en la fonda “El Tozal” de Teruel, cuando Diego L. A., “sobrepasó los límites y en un proceder absolutamente desmesurado, metió mano y sobó las zonas más íntimas de V”, según refleja la sentencia.

En el auto dictado el juez considera indiciariamente acreditado que el hombre tuvo un actuación sexualmente desmesurada, poco ética e inadecuada respecto de la mujer al “meterle mano” y “sobarla” sin que en modo alguno esta liberalidad fuera consentida por la víctima quien de forma instintiva le propinó “una soberbia bofetada” por sobrepasarse.

Por ello le ha prohibido aproximarse a ella a menos de 200 metros en cualquiera de los lugares en los que la víctima se pueda encontrar e igualmente comunicarse con ella por cualquier medio. Esta prohibición estará vigente mientras duren las diligencias abiertas en el juzgado por los hechos ocurridos.

El juez le avisa también de que el incumplimiento de esta medida podría dar lugar a la adopción de otras nuevas que impliquen una mayor limitación de su libertad personal.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies