Daniel Alastuey espera revalidar en septiembre su mandato al frente de UGT Aragón

Alastuey lleva siete años al frente del sindicalismo de UGT

El sindicato UGT tiene agendado para el mes de septiembre la celebración de su congreso regional en Zaragoza. Será un encuentro previo al congreso confederal que tendrá lugar un mes después, y en el que los representantes sindicales harán balance del escenario socioeconómico actual, repasando asimismo la acción sindical llevada a cabo en los últimos meses. También, será el momento en el que el secretario general de UGT Aragón, Daniel Alastuey, deberá tomar la decisión de revalidar o no su cargo. Según ha podido saber Aragón Digital, el secretario general tendría disposición de optar por la primera opción, para embarcarse en el que sería ya su tercer mandato.

“Si no me fuera a presentar, lo diría”, ha expuesto en tono distendido el propio Alastuey, revelando así su más que probable próximo movimiento, después de otear la opinión mayoritaria del sindicato. “Habrá que hablar con la gente”, cuenta, para determinar si es el camino que quieren seguir llevando y, a partir de ahí, “se tomará la decisión”, zanja.

Daniel Alastuey lleva siete años al frente del sindicalismo de UGT. Un tiempo que, por otro lado, ha resultado ser -en cierto modo- espinoso, pues el propio sindicato tuvo que sortear dificultades económicas. Aunque, para Alastuey, lo que le ha ocurrido al sindicato no ha sido sino un fiel reflejo de la situación que han tenido que atravesar los trabajadores. “Ha habido una crisis muy dura de la que todavía no hemos salido”, aunque, poco a poco, reconoce, “vamos recuperándonos”. Lo hacen a nivel interno y externo, ya que también han recortado posiciones “hasta situarse en el primer puesto ante los sindicatos de Aragón”.

Aun así, Alastuey es consciente de los retos que deberán encararse de ahora en adelante, surgidos de la propia evolución de la sociedad. En ese sentido, el secretario general reconoce que, sin ir más lejos, al estar el mundo del trabajo “cambiando” a un ritmo tan acelerado, el modelo sindical se verá asimismo obligado a “adaptarse”. Alastuey contempla esa simbiosis como una responsabilidad necesaria para recuperar todo lo que se perdió con la crisis. Cuando esta llegó, “todo hizo crash”, explica el secretario general. Y fue entonces cuando empezó a peligrar el Estado de Bienestar al que, “tras la dictadura”, el propio sindicalismo se adhirió para erigirlo, y que ahora urge restaurar.

Con la crisis, la sociedad se adentró en un modelo repentino que retrajo el sistema laboral, al mismo tiempo en que provocó recortes “en los servicios públicos”, explica, pero también desató hitos importantes, como los movimientos de igualdad y la lucha de las mujeres. Ante un escenario de fluctuaciones constantes, Alastuey tiene claro que ha llegado el momento de “recuperar el reparto de la riqueza”, los “derechos”, y de enfrentar los desafíos inherentes a la propia globalización.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies