Aragón estrena una campaña contra el racismo y la xenofobia centrada en los más jóvenes

La campaña se sostiene en el IAJ y la Famcp para llegar a los jóvenes de todo el territorio de Aragón

Ante la proliferación de bulos y noticias falsas en la red que incitan al racismo y la xenofobia, el Gobierno de Aragón ha lanzado este lunes una nueva campaña para frenarlas. A través de una exposición itinerante por todo el territorio aragonés, así como vídeos informativos, esta iniciativa pretende contrastar los estigmas racistas más frecuentes en la sociedad con datos reales extraídos de organismos oficiales, como la propia DGA o el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El principal foco de esta campaña son los jóvenes, para quienes han creado hasta siete carteles informativos que desmienten los discursos de odio “con un mayor impacto social”, según la directora general de Cooperación al Desarrollo e Inmigración, Natalia Salvo. Entre ellos, sobresalen el uso abusivo de la sanidad, el número elevado de inmigrantes, su influencia en el empleo o la percepción de ayudas sociales.

Argumentos falsos y recurrentes que, para evitar su propagación y la “quiebra del modelo de convivencia social”, esta campaña se encarga de desmentir. Además, tiene por objetivo la creación de narrativas positivas y cambios de valores, como la conveniencia de la inmigración para favorecer la interculturalidad, sostener de las pensiones y solventar la despoblación; así como fomentar la “cultura de paz”, un conjunto de valores que rechaza la violencia ideada por las Naciones Unidas.

Para ello, esta campaña se sostiene en el Instituto Aragonés de Juventud (IAJ), cuyo director gerente, Adrián Gimeno, ha indicado que los jóvenes son “agentes de cambio” de la sociedad y “más abiertos” que otras franjas de edad de la población. No obstante, en un reciente estudio de escala de valores, la inmigración ocupaba el último puesto de aceptación.

Por tanto, el IAJ ha desarrollado hasta 50 talleres en su Escuela de Formación Permanente que las oficinas del Servicio Aragonés de Información Joven de todo el territorio podrán solicitar. Estos talleres podrán ser “específicos para los propios jóvenes, como tareas de sensibilización” o dirigidos a la concienciación de “padres y madres o profesionales de la juventud”, ha indicado Gimeno.

“A través del lenguaje podemos cambiar el mundo”, ha añadido el director del IAJ, quien ha apuntado que procurará que los talleres sean complementarios a la exposición itinerante para una mayor coordinación de la campaña. Asimismo, las charlas centrarán su programación en el acceso a fuentes fiables y oficiales de información.

La llegada de la campaña y los talleres a todo el territorio se apoya en la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (Famcp), que desarrollará una Red Aragonesa por la Convivencia Intercultural. “La Red todavía no se ha lanzado”, ha reconocido la técnica de Igualdad de la Famcp, Yolanda Matas, quien ha destacado que su objetivo principal es “crear sinergias entre entidades locales y políticas del Gobierno de Aragón” para fomentar el pensamiento crítico.

En esta misma línea de colaboración, la Dirección General de Cooperación al Desarrollo e Innovación tiene una línea de subvenciones destinadas a programas de acogida e integración de personas migrantes para las entidades locales dotada con 350.000 euros, lo que permitirá coordinar y apoyar acciones impulsadas en el marco de la red.

La campaña se enmarca en el Plan de Gestión Cultural que lleva a cabo el gobierno autonómico en Aragón para cohesionar el territorio y, según Salvo, ya se encuentran embarcados en un estudio sobre la percepción social en la Comunidad.

Desmontar los bulos más frecuentes

Los siete carteles contienen los principales bulos del discurso xenófobo y racista, acompañados de los datos reales que desmontan su teoría. En concreto, comienzan con la teoría del uso abusivo de la sanidad, mientras que la demanda sanitaria de personas migrantes es un 7% inferior a la de personas autóctonas. Sin embargo, Salvo ha recordado que “el acceso a la sanidad universal es un derecho humano”.

También incluyen que las personas migrantes no pagan impuesto o aportan menos que las personas autóctonas. Una idea falsa, ya que cualquier persona que resida más de 180 días paga sus impuestos. “Es sencillamente la ley”, ha explicado Salvo. Asimismo, han añadido el bulo de que los inmigrantes vienen “a quitarnos el empleo”, mientras que los datos de empleo aragoneses señalan que hay más de 80.000 personas migrantes afiliadas a la seguridad social, lo que dota de “un impacto positivo a la economía”, ha indicado.

No podía faltar el rumor del alto número de personas migrantes en Aragón. No obstante, los datos del INE constatan que la presencia estos individuos no comunitarias no llega al 6% en la Comunidad. Una cifra que Salvo ha considerado baja, ya que “sería importante que fuese mayor para el mantenimiento del sistema público de pensiones”.

La directora de Cooperación al Desarrollo ha añadido el bulo de una mayor presencia de hábitos machistas y violentos en personas migrantes, ante lo que ha recordado que “el machismo es una realidad social que existe en todas las culturas” y no depende del lugar de nacimiento. Asimismo, han contrastado la idea que tacha a los migrantes de ser menos fiables en el pago del alquiler y que subarriendan las viviendas, mientras que el INE sentencia que la mayoría de pisos habitados por cuatro más personas corresponden a individuos autóctonos.

Por último, Salvo ha incidido en la creencia de que las personas migrantes reciben mayores prestaciones sociales. Una idea falsa, puesto que las ayudas sociales se destinan por nivel de renta al tratarse de una “cuestión de exclusión social y no de nacionalidad”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies