¿Quién no tiene ideas? ¿Quién no piensa? Todos lo hacemos, pues todos tenemos creencias y convicciones. Monsieur Jourdain, en El burgués gentilhombre de Moliere, estudiando retórica descubre que llevaba toda la vida hablando en prosa y no lo sabía. La diferencia entre los filósofos y los que no lo somos es que aquellos piensan en sus pensamientos, los someten a prueba, los examinan. Quienes no somos filósofos nos quedamos en el pensamiento inmediato, espontáneo, a veces divertido, a veces no y, por lo general, poco reflexivo. Moliere fue actor, dramaturgo y poeta. Reproducimos el famoso epitafio que hizo grabar en su tumba: Aquí yace Moliere, el rey de los actores. En este momento hace el papel de muerto, y, hay que ver qué bien lo hace.

¿Recuerda el lector en qué circunstancias murió Moliere?

Si no encuentras la solución PULSA AQUÍ

Murió el 17 de febrero de 1673, a los 71 años, hace 347 años. Padecía tuberculosis. La muerte le sobrevino cuando representaba El enfermo imaginario, obra escrita por él. Interpretaba a un paciente que guardaba cama. Muchos actores evitan vestir de amarillo porque Moliere vestía de amarillo cuando murió. Está enterrado en el cementerio más visitado del mundo, el del Padre Lachaise, en París, aunque no se sabe si sus restos descansan en la tumba que lleva su nombre. Esta duda sobre el destino de sus restos persigue también a Cervantes y a Velázquez.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies