La jueza del caso Sijena desestima la prórroga de fianza de Santi Vila y le embarga los bienes

Los hechos tienen su origen en la sentencia que decretaba la nulidad de las compraventas realizadas por la Generalitat de Cataluña entre 1983 y 1992 y por el Museo de Arte de Cataluña en 1994

El Juzgado de Instrucción número 3 de Huesca ha desestimado la prórroga de un mes solicitada por el exconseller de Cultura de la Generalitat Santi Vila para depositar la fianza de 216.000 euros que se le exigía por desobediencia en la entrega de los bienes de Sijena. De esta manera le embargará sus bienes dando orden para que se investiguen sus propiedades en la Oficina de Averiguación de Hacienda.

La fianza cubriría las posibles multas solicitadas por las acusaciones así como los gastos del traslado de las piezas que tuvo que afrontar el Gobierno de Aragón y las costas judiciales. El coordinador de la Plataforma Sijena Sí, Juan Yzuel, ha valorado esta noticia como “triste a la par que necesaria”. “Triste porque viene de una desobediencia que tanto Santi Vila como Luis Puig podrían haberse ahorrado ya que se lanzaron a la idea de desobedecer libremente pensando que eso no tendría consecuencias y necesario porque es un aviso a navegantes para que si en un futuro cualquier persona piensa que puede desobedecer a los jueces se encontrará de nuevo con un juzgado delante que lo va a condenar”, ha argumentado.

“Lo cierto es que cuando se desobedece la ley y además se está en contra de la justicia pasan estas cosas”, ha añadido apuntando que como Plataforma defienden que este es un pleito “sobre la propiedad de unas obras que repetidamente se han dado a la titularidad de Sijena”.

“Lanzarse en esa dirección fue un grave error personal y en el caso de Santi Vila, en sus esfuerzos de tirarse del barco, ellos mismos, los independentistas, lo han dejado abandonado mientras usan la Caja de Solidaridad para ayudar a otros”, ha defendido el coordinador de la Plataforma ensalzando al exconseller como un hombre “con personalidad y capacidad para tomar decisiones” y que ahora, ha dicho, “se sentará ante un tribunal y de momento le va a estar confiscando los bienes si no es capaz de ponerlos por delante antes de ser juzgado”.

Los hechos

Los hechos por los que serán juzgados tienen su origen en la sentencia dictada el 8 de abril de 2015 por el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Huesca, resolución que decretaba la nulidad de pleno derecho de las compraventas realizadas por la Generalitat de Cataluña entre 1983 y 1992 y por el Museo de Arte de Cataluña en 1994 declarando que la propiedad de los bienes objeto de tales contratos correspondía a la Orden Sanjuanista del Real Monasterio de Sijena.

Posteriormente, el 11 de junio de 2015, el mismo juzgado decretaba la ejecución provisional de la sentencia requiriendo el traslado inmediato y efectivo de los 44 bienes pertenecientes al Monasterio de Sijena. Tras la resolución de los varios recursos interpuestos, con fecha 18 de abril de 2017, según expresa el Ministerio Fiscal en su calificación provisional, el entonces consejero de cultura, Santiago Vila dictó una orden por la que no se autorizaba la disgregación de las piezas que restaban en el Museo de Lérida y por tanto no se autorizaba la salida de los 44 bienes al Monasterio de Sijena.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies