El statu quo de los autónomos aragoneses en 2020

El 80% de los autónomos encuestados cree que 2020 seguirá con una tendencia económica negativa

Los trabajadores autónomos conforman una importante porción del tejido empresarial de la Comunidad de Aragón. Son más de 100.000 los que, un buen día, se embarcaron en la intrincada aventura de regentar un negocio por cuenta propia. Sin embargo, parece que no corren buenos tiempos para el autónomo. Al menos, es el sentimiento generalizado de un colectivo que, en los últimos tiempos, no despide sino dosis de intranquilidad y preocupación – en ocasiones incluso hasta cierto recelo- a la hora de analizar su statu quo. La Federación Nacional de Trabajadores Autónomos –ATA, tomó el pulso de muchos de los autónomos aragoneses al concluir 2019, extrayendo las sensaciones que estimuló la actividad de todos ellos a lo largo del año y las expectativas para el ya entrado 2020.

Tiempo ha que la desaceleración a la que asiste la economía ocupa el debate internacional. Son cada vez más los organismos que alertan de su llegada a las cuentas nacionales y también las voces que aseguran estar notando ya sus efectos, o, al menos, manifiestan la creencia de que seguirá la tendencia en negativo. Precisamente, el Barómetro anual de la Federación, donde han sido publicados los resultados de la macro-encuesta, recoge que más del 80% los autónomos aragoneses reconocen en algún sentido estar de acuerdo con dicha afirmación, frente al casi 13% que no lo creen y al 6,54% que prefirió no pronunciarse.

Tan solo el 16% de los autónomos tiene previsiones de contratar nuevos empleados para su negocio

En ese contexto, también fueron preguntados los autónomos acerca del estado de su actividad. De cómo se encuentra su propio negocio. Según los datos, el 39,60% de los encuestados no percibió apenas variación en el último año, aunque sí lo hiciera el otro 35,30%. En el otro extremo, algo más del 16%, aseveraron haber notado incluso una mejoría en su negocio. Casi el 74% de quienes argumentaron que su actividad sí se había resentido, achacaron el frenazo a la disminución del volumen de negocio. Aunque la causología se muestra asimismo diversa. Para el 3% de ellos, influyó en empeoramiento al impago de clientes. Para casi el 9% fue la falta de acceso a créditos lo que impidió el progreso. Por otro lado, algo más del 10,70% lo atribuyeron a otro tipo de causas y el 5,61% se decantó por no responder o no saber.

En cuanto al escenario que se presenta para este 2020, para el 45,35% de los autónomos no habrá siquiera variaciones en comparación con otros ejercicios, mientras que el 12,26% se mostró algo más optimista. No así lo cree el 39,62%, que considera que 2020 no será un buen año ni para ellos, ni para el resto de autónomos.

Tan solo el 16%  de los autónomos prevé contratar empleados este año

El 44,70% de los autónomos encuestados para el barómetro reconoció que sí disponían empleados a su cargo, frente al 55,30% que no. Según los datos, de ese 44%, algo más de la mitad sí habían formalizado alguna contratación a lo largo de 2019. Preguntados a ese 44 si realizaron alguna contratación más en el conjunto del año, el 51, 42 contestó afirmativamente, frente al algo más de 48 que no habían formalizado contratación.

Entre varios motivos, achacan el frenazo económico a la disminución del volumen de negocio

Sin embargo, las expectativas de generación empleo para este 2020 no resultarán, al parecer, tan halagüeñas, puesto que tan solo el 16% de los autónomos tiene pensado contratar, frente al 72% que no y al 8% que no lo tiene claro. En el otro extremo, el 51,38% de los autónomos ha manifestado que “a priori” no se plantean prescindir de alguno de sus empleados, mientras que sí lo hará el 27,62%. El 21% prefirió no manifestar opinión. Algo más profundamente, se preguntó a aquellos que tienen al menos un trabajador a su cargo si en los próximos meses tendrán que prescindir de alguno de sus empleados, el 51,38% manifiesta que “a priori” no, frente al 27,62% que sí, de no cambiar la situación. El 21 no sabe no contesta.

El informe asimismo ha ahondado en los motivos por los que los autónomos no sumarán a su plantilla nuevos empleados. El 45% aludió a la situación socioeconómica actual como principal causa para no contratar. El 25,46% del colectivo lo achacó a la imposibilidad económica. Por su parte, el 17,19% señaló que su actividad no lo requiere, y algo más del 7% alegó que su negocio está en proceso de reducción de plantilla.

La morosidad suele ser otro de los más complejos obstáculos de encajar para un autónomo. Por ello, el barómetro se interesó por conocer la situación de los autónomos en ese sentido; esto es, si acusaron retrasos en el cobro de sus facturas, entendiendo esta demora por 60 días o más en el periodo establecido por la Ley de Morosidad. Del total de respuestas se extrajo que casi el 32% de ellos sí padecieron afecciones en ese sentido. De ese casi 32%, el 16,62% de los autónomos aragoneses aseguraban sufrir demoras de más de seis meses a la hora de hacer efectivo el cobro de sus facturas y un 5,03% incluso superan los doce meses.

Exenciones y obligaciones por ley

El estudio asimismo radiografía el entorno legislativo derivado de la aprobación de distintas leyes y decretos de aplicación a su colectivo entre 2017 y 2018. De entre muchas, destacan como “medidas estrella”, por ejemplo, el pago de la cuota por los días efectivos trabajados, estableciéndose la exención del pago durante el periodo de maternidad o paternidad. También para el 32% de los autónomos está resultando útil la exención de pago de la cuota a la seguridad social a partir del día 61 de estar de baja se considera.

Asimismo, una de las reivindicaciones históricas del colectivo por cuenta propia era la exención de la cuota a la Seguridad Social durante el periodo de baja por maternidad o paternidad. En este sentido, para más del 90% de los encuestados, esta medida es útil o muy útil, frente únicamente al 7% de que la considera nada útil. La formación sí es un aspecto capital. Lo que no ha resultado muy popular es la última subida del salario mínimo del gobierno, puesto que algo más de un 65% de los autónomos encuestados ha mostrado su preocupación. Tan solo el 19% de ellos considera que, a la larga, el sobrecoste laboral les supondrá algún tipo de afección.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies