Los daños de la borrasca Gloria en el sector agrario alcanzan los 20 millones de euros

Las pérdidas sufridas por agricultores y ganaderos en infraestructuras ascienden a 19.750.000 euros

Casi un mes después ya está disponible el balance de los daños que causó la borrasca Gloria, entre el 20 y 21 de enero, en las explotaciones agrarias de la Serranía Celtibérica. Las pérdidas sufridas por agricultores y ganaderos en infraestructuras y cultivos ascienden a un total de 19.750.000 millones de euros.

El balance de los daños coincide con el anuncio realizado ayer por el Ministerio para la Transición Ecológica de destinar 19,7 millones a las obras de emergencia en las Islas Baleares, Girona, Barcelona, Tarragona, Castellón, Valencia y Alicante. En ese sentido, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, UAGA-COAG, manifiesta su disgusto por la decisión del Gobierno central de no incluir a Aragón en las primeras ayudas para paliar los efectos de la borrasca, y espera que incluya a Teruel y Zaragoza en la siguiente convocatoria.

En infraestructuras hay 55 granjas destruidas o seriamente dañadas, cuyas pérdidas ascienden a los 7 millones de euros. También son 45 los almacenes o edificaciones de uso agrícola con daños estimados en 1,5 millones de euros. A estas pérdidas hay que sumarles la pérdida de ingresos por la no producción en dichas granjas.

En cuanto a parcelas agrícolas, unas 15.000 hectáreas de olivar afectadas. En las parcelas de árboles adultos los datos en rama pueden estar en un 50% de la parte productiva de los árboles lo que supone una pérdida en la cosecha actual muy elevada y en años sucesivos, ya que hasta dentro de 4 o 5 años no se conseguirá que los árboles alcancen a tener el mismo vuelo de rama que tenían antes de la nevada.

En las parcelas de árboles jóvenes, de entre 6 y 15 años, las pérdidas han sido superiores ya que se estiman en un 80% por la rotura de la mayor parte de las ramas, sino todas y por lo tanto la pérdida total del árbol.

Por lo expuesto, UAGA estima que las pérdidas rondarán los 2.625.000 millones de euros, si contamos con los “ridículos” precios que tiene el sector hoy en día. Pero si hacemos el cálculo con el precio medio de los últimos 5 años, las pérdidas ascienden a 4.500.000 €. Estas afecciones son sólo para el primer año, porque como se ha indicado antes, la merma en la cosecha de olivas se prolongará unos cuantos años. Las perdidas se reducirán en un 25% anualmente hasta que los árboles consigan alcanzar su estado anterior al temporal, estimando unas pérdidas totales a lo largo de 4 años de 11.250.000 de euros.

En cuanto al cereal, también se han detectado incidencias principalmente en el encharcamiento de los campos, con la consiguiente muerte de los cultivos asfixiados por el exceso de agua. El porcentaje de incidencia en este caso es más difícil de identificar ya que los campos van evolucionando, y en algunos casos la situación será reversible pero en otros no. En este apartado, UAGA calcula que, por el momento, se perderá un 20% de la cosecha.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El Gobierno central contrata 200 profesionales sanitarios extranjeros ante la crisis

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies