Una ilusión que reina en el zaragocismo

Los juveniles del Real Zaragoza cayeron eliminados de la Youth League

Caía la noche en La Romareda el miércoles 12 de febrero y, con ella, el Real Zaragoza juvenil ante el Olympique de Lyon. La derrota ante los franceses conllevaba decir adiós a la UEFA Youth League, la Champions juvenil que tanta ilusión había generado en el zaragocismo. Cerca de 10.000 aficionados se habían congregado en el municipal para presenciar la eliminatoria y para reconocer el gran trabajo de los de Iván Martínez. Cuando el colegiado decretaba el final, los jóvenes y desconsolados futbolistas recibieron un aplauso de auténticos campeones.

La hinchada zaragocista tiene motivos para estar tranquila, porque el primer equipo va a tener futbolistas para mucho tiempo. Francho Serrano, Jaime Sancho, Iván Azón, Carbonell, Borge, Francés… Todos ellos han demostrado tener las cualidades necesarias para que llegue el día de dejar a un lado la etiqueta de promesa y llevar la de realidad. El futuro del Real Zaragoza está en casa.

Todo lo que se vivió en el estadio municipal de La Romareda hace presagiar que se respira un ambiente de ilusión en el entorno zaragocista. La hinchada, consciente de la injusta eliminación, no dudó en vitorear a los jugadores cuando recibieron la segunda y la tercera puñalada. De esta forma, se alentaba a una cantera que todavía tenía mucho que decir de cara a los próximos años.

La cara visible y portavoz de la plantilla fue su capitán, Francho Serrano, pieza clave en el entramado ganador del conjunto. “Estoy muy orgulloso de todos mis compañeros y del cuerpo técnico”, defendía en sala de prensa. También hacía mención a ese comportamiento ejemplar de la afición, que aseguraba que había estado “de diez”. “Es fútbol y a veces hay días malos, como el de hoy”, sentenciaba sobre este asunto.

El Real Zaragoza juvenil llegó a adelantarse en la eliminatoria

Por otro lado, el líder de la plantilla también daba pinceladas de lo que había supuesto esta apasionante aventura. Todo comenzó con una victoria en Reus que les llevaba a alzarse con el campeonato del grupo 3 de División de Honor Juvenil. Continuó en Vigo, con la consecución de la Copa de Campeones y culminó con el premio que conllevaba, la participación en la UEFA Youth League. “Este año y el pasado ha sido un sueño”, relataba. Sin embargo, han demostrado que volver a verse en esta situación no es ninguna quimera.

El vestuario local de La Romareda se convirtió en un mar de lágrimas, pero como dijo el míster, Iván Martínez, había que estar muy orgullosos. “¿Quién pensaba que íbamos a estar aquí”, preguntaba el técnico en su comparecencia. Pasaron por encima de una de las mejores canteras de Europa en todo, excepto en el número de tantos a favor. “No se puede hacer más”, asumía el entrenador.

Por otro lado, también han vivido una experiencia más que les puede hacer progresar como futbolistas. Ahora se centran en el próximo partido de liga, que se antoja fundamental para obtener, de nuevo, el campeonato liguero del tercer grupo. El objetivo es sumar los máximos puntos posibles en los nueve partidos que quedan para llegar a la última jornada con opciones de ser campeones.

El Real Zaragoza se despide de la Youth League con la cabeza alta. Son conscientes de que se han vuelto a ganar el corazón del zaragocismo y de que están capacitados para volver a hacerlo. Los blanquillos, como aseguró Iván Martínez, han hecho historia y han dado la imagen que el Real Zaragoza merece en Europa.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies