El acierto del Olympique condena al Real Zaragoza juvenil y se despide de Europa (1-3)

Los franceses acertaron más de cara a portería y se llevaron la eliminatoria

No pudo el Real Zaragoza juvenil con la cantera del Olympique de Lyon en la Youth League. Los maños fueron superiores sobre el terreno de juego, especialmente en la primera mitad, pero el acierto del rival les apeó de Europa y terminaron cayendo por 1-3. Dos tiros al palo y un total de 16 disparos no fueron suficientes para superar a los visitantes. Cerca de 10.000 aficionados acompañaron a los blanquillos en la batalla.

Saltaban los de Iván Martínez con toda la artillería pesada sobre el estadio de La Romareda. Acín en portería protegido por Francés y Javi Hernández como pareja de centrales. Los laterales eran para Andrés Borge y Ángel López. En el centro del campo, el trivote lo componían el capitán, Francho Serrano, e Iván Castillo y Alejandro Vela. Arriba, uno de los tridentes más efectivos de la competición, Jaime Sancho, Iván Azón y Luis Carbonell.

El municipal zaragozano estaba preparado para ver una buena tarde de fútbol a pesar de las previsiones de lluvia. Cerca de 10.000 espectadores se dieron cita para ver un partido que se preveía muy igualado. A los tres minutos y medio de juego, Coly soltaba el codo a Jaime Sancho y veía la tarjeta. Al botar la falta, Iván Azón no lograba enganchar el remate y el balón lo recuperaba la defensa del Olympique. Los locales dominaban el cuero y el Lyon se defendía tratando de buscar una contra.

Corría el minuto 8 cuando llegaba la primera peligrosa de los de Iván Martínez. Carbonell completaba una gran jugada individual por banda derecha, Azón estrellaba el remate en Lukeba y Vela, desde la frontal tras el rebote, enviaba fuera la pelota. En el 10, Azón se iba en velocidad, daba el pase de la muerte a Jaime Sancho y este, solo ante el guardameta francés, no lograba anotar con todo a favor. El Real Zaragoza daba mucha sensación de peligro, pero debía culminar mejor las jugadas para abrir el marcador.

Lo seguían intentando los maños, a pesar de encontrarse algo menos intensos que al comienzo. Ahora bien, no se perdía en las filas de Iván Martínez la sensación de peligro cuando se pasaba la zona de tres cuartos. Después de mucho intentarlo, llegó el momento de la justicia. Cuando se cumplía la media hora de juego, Carbonell se fue por banda derecha y puso un centro perfecto a la cabeza de Iván Azón, que recibía un empujón dentro del área. Habría sido penalti, pero el balón quedaba muerto en el área pequeña y Javi Hernández remataba a placer. Gol zaragocista en el minuto 28 que servía para adelantarse hacia los octavos de final.

La suerte no iba a estar del lado blanquillo en la siguiente aproximación. De nuevo, el 10 zaragocista metía un pase perfecto a Jaime Sancho que le dejaba una autopista por la banda derecha. Este daba el balón a Azón para que la empujase, pero el cuero golpeaba el palo largo y botaba fuera de la línea de gol. La contra provocó la primera aproximación del Olympique, aunque no lograron culminar la jugada.

Aún daría tiempo para ver un par de llegadas más de cada conjunto antes de que el árbitro decretase el paso por el túnel de vestuarios con el 1-0 en el marcador. El Real Zaragoza había sido muy superior a su rival, y el resultado no reflejaba fielmente lo que merecían los locales. La renta podía haber sido mucho mayor, y en la segunda mitad se debía matar el partido pronto para no pasar apuros.

Segundo tiempo

Los primeros minutos de juego comenzaron insulsos, pero con el árbitro repartiendo tarjetas. Carbonell y Francés por los locales y Bard y Kalulu del Olympique fueron amonestados. La hinchada zaragocista protestó varias faltas peligrosas que no concedió el colegiado, y en el 59 a punto estuvieron de cantar un gol de Ángel López tras una gran jugada.

Carbonell volvía a conectar con Azón, que se la devolvía desde la izquierda entre la defensa y cuando estaba solo ante Margueron se la lanzaba la cuerpo. La jugada no acabaría ahí, porque el propio Azón no lograba hacer gol desde el área pequeña tras varios rebotes. El desacierto del colegiado seguiría marcando el partido. Esta vez Javi Hernández robaba el balón limpiamente y decretaba falta. La jugada siguiente sería clave, porque Gouiri anotaba el gol del empate después de regatear a media defensa. No era merecido ni mucho menos, pero habían perdonado demasiado los locales.

Otro mazazo llegaría en el minuto 79. Otra vez un remate perfecto de Gouiri llevaba el balón al fondo de la portería defendida por Acín. Lograban la ventaja los jugadores franceses de forma injusta, y los de Iván Martínez veían como el sueño europeo se diluía. A partir de ahí, el encuentro comenzó a recordar al del primer equipo frente al Fuenlabrada. Los jugadores franceses se iban al suelo una y otra vez para arañar tiempo al cronómetro.

No parecía un enfrentamiento de juveniles. Las continuas pérdidas de tiempo del Olympique de Lyon llevó al colegiado a añadir siete minutos. La desgracia seguía para los blanquillos, que veían como un balón de Azón pegaba en el larguero cuando lo tenía todo a favor. En la siguiente jugada, una falta de Carbonell pegaba en la barrera y a la contra Gouiri ponía el tercero definitivo.

El resultado, injusto por el juego y las ocasiones de los de Iván Martínez, terminaba con el sueño europeo del Real Zaragoza juvenil. La Romareda terminó aplaudiendo a sus jóvenes jugadores, reconociendo de esta forma la labor del futuro del zaragocismo. Los maños se despidieron con honor y de forma más que digna de la UEFA Youth League.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Delmás se ha mostrado convencido de mantener la buena dinámica cuando regrese la competición
Julián Delmás: “Tenemos que estar preparados física y mentalmente para volver a ganar”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies