Continúa la búsqueda del hombre que ha acuchillado a una menor en la puerta de su domicilio

Al ser menor de edad, han apuntado desde la Jefatura Superior de Policía de Aragón, ha sido entregada a sus padres

La Policía Nacional sigue la búsqueda del hombre que ha acuchillado a una chica de 16 años en Zaragoza en la puerta de su domicilio en la calle Matilde Sangüesa y después ha huido.

Se trata de un hombre de entre 40 y 45 años, de 1,80 metros de estatura, aproximadamente.

Al parecer, el agresor se habría hecho pasar por un repartidor de correos para que la joven abriera la puerta y, en ese momento, la menor ha recibido el ataque en un costado. Acto seguido, el individuo ha huido.

Según fuentes policiales, la joven ha recibido un corte punzante sin profundidad en un costado. Ha sido trasladada al Hospital Royo Villanova. Actualmente se encuentra fuera de peligro y será dada de alta en las próximas horas.

Los hechos se han producido en torno a las 10.15 horas a la altura del número 17 de esta calle. Según ha señalado la Policía Nacional, el autor ha llamado al timbre del domicilio haciéndose pasar por un repartidor de Correos que venía a entregar un paquete.

Hasta la vivienda, se han desplazado el Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Aragón y la Policía Científica para recabar datos y poder esclarecer las circunstancias que rodean a lo ocurrido. Además, agentes de la Policía Nacional tratan de hallar algún indicio en las cámaras de los bares y comercios de alrededor.

Mientras tanto, los investigadores aprovechan cada minuto para tratar de esclarecer los hechos.

Desasosiego en el vecindario

La agresión ha causado una enorme conmoción y desconfianza por parte de los vecinos que viven en el mismo bloque que esta familia e, incluso, en las calles aledañas. De hecho, una trabajadora de Correos ha podido comprobar de primera mano que nadie del edificio le abría la puerta para poder realizar su trabajo, teniendo así que utilizar una llave maestra.

Asimismo, una vecina ha narrado a los medios que estaban allí presentes que no es la primera vez que ocurren este tipo de acontecimientos en la zona. Y ha recordado que hace una semana un supuesto cartero le fue a entregar una carta y ella no quiso abrirle la puerta por miedo a que “le hiciera algo”, ya que vive sola. “Le dije por el portero automático que la dejara en el buzón, pero no he visto ni he sabido nada de dicha carta”, ha comentado.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies