Municipios de las zonas protegidas estudian cómo sacarle rendimiento a su condición territorial

Los espacios protegidos naturales suponen el 5% del territorio de Aragón

Los espacios protegidos naturales suponen un importante porcentaje del territorio de Aragón, agrupándose en más de medio centenar de municipios de las tres provincias. Desde hace algún tiempo, todos ellos conforman la Red Menfa, que trata de institucionalizar la participación de las distintas entidades locales y ayuntamientos para mejorar la gestión de dichos espacios protegidos, ya que su condición especial -la obligada conservación- puede llegar a interponerse en su desarrollo. Este martes, los representantes de la red han celebrado su Asamblea General para actualizar ordenanzas, ratificar adhesiones y plantear estrategias proactivas, fijándose como objetivo el impulso socioeconómico de las zonas rurales.

Para el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, el trabajo de la red –que está integrada en la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias- no deja de ser sino una labor indispensable para materializar un desarrollo que, en numerosas ocasiones, está circunscrito a las limitaciones propias que establece la Ley de Espacios Naturales. Esto es, ciertas prohibiciones o condicionamientos-requisitos, vinculados a esa categorización de “zona protegida”, que pueden llegar a imposibilitar la implementación de determinadas infraestructuras. Por ello, el consejero contempla altamente responsable “potenciar” la labor de esos ayuntamientos en materia de desarrollo, para que esas zonas encuentren cierto “equilibrio” entre las limitaciones y los beneficios de su propia condición.

El consejero asimismo ha recordado el “importante paso” que se dio en la pasada legislatura, y que estuvo, precisamente, motivado por la “reivindicación” de los propios municipios integrantes. Se dotó dos millones de euros “en forma de subvención nominativa”, ha matizado Olona, con la intención de que esa base presupuestaria ayudara a avanzar en el propósito del desarrollo rural.

En ese sentido, el presidente de la Federación, el también alcalde de Bielsa, Miguel Noguero Mur, ha reforzado la idea de armonizar en cierto sentido “la balanza entre limitación y beneficio”, ayudando a los municipios de zonas protegidas a “ver la luz” y a desprenderse del sentimiento “de castigo”. Por ello, argumenta Noguero, el trabajo de la red es relevante, porque trata de generar –asumiendo la limitación en todo momento- planteamientos conjuntos para que los municipios “sepan sacar el mayor rendimiento posible” a su estatus de zona protegida. Que aprendan, en definitiva, a cómo potenciar su producto, su esencia.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El Gobierno de España entrega casi 30.000 test rápidos a hospitales y residencias aragonesas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies