“La mujer que soñaba con números” rinde tributo a la matemática aragonesa Andrea Casamayor

La primera proyección se realizará este miércoles en la Facultad de Ciencias de la UZ

Con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, este martes se ha presentado el documental “La mujer que soñaba con números”. La pieza, que rinde homenaje a la matemática aragonesa del siglo XVII María Andresa Casamayor –también conocida como Andrea Casamayor-, recrea la vida de la autora del primer texto científico escrito por una mujer en el país, coincidiendo con el 300 aniversario de su nacimiento.

Su obra, “Tyrocinio Arithmetico” fue escrita cuando Casamayor solo tenía 17 años, y se cree que originalmente iba destinado a un pueblo de comerciantes y carreteros de Castilla y León. Dado que la figura femenina no tenía cabida en el mundo de la ciencia por aquel entonces, el manual tuvo que ser publicado bajo un pseudónimo masculino ya que de haberlo hecho con su nombre original no solo no hubiera sido aceptado por el sector al que se dirigía, sino que probablemente ni siquiera habría visto la luz.

El documental, cuya duración es de una hora, ha sido dirigido por Mirella R. Abrisqueta y producido por Sintregua Comunicación. El proyecto se ha prolongado durante aproximadamente dos años y ha contado con un presupuesto de aproximadamente 60.000 euros, financiados por el Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial de Zaragoza, el Ayuntamiento de Zaragoza y Aragón TV.

Para acercarse a este personaje histórico, el documental recurre a un supuesto grupo de teatro, a sus ensayos, y a sus problemas y preocupaciones. A través de una ficción, ocho actores interpretan a grandes aragoneses del siglo XVIII para ir haciendo avanzar la narración, basada en los sueños de una niña que amaba los números y cuyo trabajo chocará con la realidad de su tiempo.

Según ha explicado la directora, la cuarta parte de la cinta es material ficticio, ya que “queríamos un documental que fuera entretenido, si la gente no lo ve no sirve para nada”. “Hemos tratado de montar una historia con personajes históricos con los que pudo coincidir, lo que la hace más asequible porque se va intercalando durante toda la pieza, aunque la gente sabe en todo momento qué parte es real y qué parte es inventada”, ha manifestado Abrisqueta.

A esto hay que unirle la dificultad de averiguar datos sobre la vida de Andrea Casamayor. Un grupo del Instituto Universitario de Investigación de Matemáticas y Aplicaciones (IUMA) ha sido el encargado de “rastrear las huellas” de Casamayor, obteniendo datos de su biografía hasta ahora inéditos, como su fecha exacta de nacimiento o a qué dedicó los últimos años de su vida. “Normalmente es la investigación la que motiva el documental, pero en esta ocasión ha sido al revés”, ha destacado la directora.

Asimismo, se sabe que Casamayor publicó un segundo libro, del cual no existe ningún indicio de conservación, y que dedicó una parte de su vida a la educación. Del primer manual solo se conserva un ejemplar, guardado en la Biblioteca Nacional, en Madrid. Precisamente allí se realizará un preestreno de la obra, el próximo 13 de febrero a las 18.00 horas. El viernes 14 de febrero se realizará en Zaragoza, en Ibercaja Patio de la Infanta a las 18.45 horas.

Antes, este miércoles 12 de febrero, se ha organizado una sesión dirigida a escolares en la Sala de Grados de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza, a la que asistirán un grupo de 80 alumnos de Secundaria del IES Virgen del Pilar de Zaragoza, que ha trabajado previamente el tema de la mujer en la ciencia en clase. En este sentido, Abrisqueta ha subrayado que “es importante crear referentes para que las adolescentes puedan elegir carreras de ciencias”. “El objetivo del documental es que se vea en Aragón TV y también el día 12 para escolares, pero intentaremos llevarlo en la medida de lo posible a otros sitios de España para dar a conocer nuestra historia, nuestro patrimonio y una figura aragonesa histórica”, ha completado.

Apoyo institucional

En el acto han estado presentes también representantes de las distintas instituciones que han colaborado en la financiación del documental. El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, ha destacado el compromiso de su departamento por dar a conocer entre la sociedad aragonesa la importancia de la mujer en la ciencia, a la par que ha mostrado la intención del Gobierno de Aragón de divulgar esta obra en los centros educativos. Por su parte, la directora general de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Elena de Marta, se ha mostrado “orgullosa” de rescatar desde el consistorio “a todas esas mujeres que colaboraron en la ciencia en siglos pasados”.

La directora de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión, Teresa Azcona, ha destacado el valor de estos proyectos que “aglutinan la colaboración de varias instituciones para hacerlos posibles”, resaltando el compromiso que su entidad tiene respecto a los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), “sobre todo el de igualdad”.

Por último, la diputada delegada de Cultura de la DPZ, Ros Cihuelo, ha puesto el foco en la posibilidad de que “las niñas puedan inspirarse en la figura de Casamayor”, reivindicando a su vez la necesidad de terminar con la “doble discriminación” que sufre la mujer en el mundo rural, “donde cuesta mucho más romper con las costumbres y las tradiciones”.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Más de 200 piezas del antiguo Oriente Medio reflejan el poder del lujo en Zaragoza

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies