Fran Vázquez, ante la ilusión de conquistar su quinta Copa del Rey con el Casademont

Vazquez se ha alzado con cuatro Copas a lo largo de su carrera. Foto: Basket Zaragoza

La ilusión de la Copa del Rey se ha apoderado de la plantilla del Casademont Zaragoza. La última vez que el equipo aragonés la disputó, en 2014, cayó en la primera ronda, y la penúltima, en semifinales. Sin embargo, hay un jugador que puede presumir de contar con cuatro de ellas en su palmarés. Se trata de Fran Vázquez, que logró una en 2005 con el Málaga y otras tres con el Barcelona, en 2007, 2010 y 2011.

Al gallego le gusta especialmente este torneo. No en vano fue elegido MVP en 2010 con el conjunto catalán, cuando se alzó con esa edición. Además, este año tiene el aliciente para él de que se va a enfrentar precisamente al Málaga, equipo con el que se estrenó como campeón. Según ha recordado, y aunque han pasado quince años, le siguen recibiendo “con mucho cariño”, algo recíproco, porque Fran solo tiene palabras de agradecimiento a la ciudad. Ahora, los andaluces ejercen como anfitriones de la Copa, y parten como favoritos.

Hay muchos más matices que, a su juicio, convierten la Copa del Rey en un torneo especial. Uno de ellos es el ambiente de baloncesto que se vive, donde las aficiones “se unen” en la cancha para disfrutar de su equipo. “Se me ponen los pelos de punta”, ha declarado el pívot, que ha recordado su edición favorita, la de Bilbao en 2010, en la que fue elegido mejor jugador. Ahora bien, reconoce que cada título “tiene su momento”, y ahora afronta esta oportunidad “con la ilusión del primero”.

Es cierto que no hay dos Copas iguales, pero es inevitable recordar la de 2014. Ahí, los zaragozanos eliminaron al Málaga, en un partido donde estuvieron muy acertados. Esa gran actuación sirve para recordar que “siempre hay que respetar al rival”, aunque parezca menor. Actualmente, los andaluces continúan siendo favoritos, pero los aragoneses están cuajando una gran temporada y no se descarta en absoluto dar la campanada.

La derrota ante Manresa en el último partido puede servir de aprendizaje antes del trofeo copero. Vázquez ha reconocido que “no gusta perder”, pero “puede venir bien” de cara a corregir posibles errores. Además, como los encuentros son a un solo partido, es fundamental acertar en cada jugada para pasar de ronda. Los favoritismos no sirven de nada si no llega a la pista el buen juego y la ilusión por seguir avanzando.

Por último, el pívot ha dado un sencillo consejo a los jóvenes jugadores que viven por primera vez este torneo: que disfruten el momento. Todos los nervios deben dejarlo fuera “en el momento de jugar”. “Que hagan el trabajo de todo el año. No hay una clave de decir que hagan algo diferente”, ha explicado el gallego. La Copa del Rey será una oportunidad única y una experiencia para que los más novatos puedan dar un pequeño paso más en su carrera.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
ZGZAyuda atiende 511 peticiones de ayuda en sus primeros diez días funcionando

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies