El 5% de las mujeres aragonesas padecen de endometriosis a lo largo de su vida reproductiva

El Hospital Clínico ha celebrado este jueves el II Curso sobre Avances en el Manejo de la Endometriosis al que han asistido más de 200 profesionales

Las estadísticas confirman que una de cada diez mujeres padecerá endometriosis a lo largo de su vida. En Aragón, es aproximadamente un 5% de la población femenina y, pese a que suele tratarse con éxito, es crónica, y una mujer joven que comience con dolores durante la pubertad los padecerá hasta el momento de la menopausia.

La endometriosis se produce por la presencia de tejido endometrial fuera del útero, tanto en ovarios como en trompas y en la cavidad pélvica. Las células adheridas a las paredes de estos órganos se comportan acorde al ciclo menstrual, sangrando y provocando un fuerte dolor. Las consecuencias van más allá y pueden generarse quistes e incluso provocar infertilidad.

El responsable de la Unidad de Reproducción del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, el doctor Miguel Díaz, apunta al “clima tóxico” que se crea en el interior y que puede afectar a las paredes uterinas “produciendo mucho dolor de regla, dolor al mantener relaciones sexuales y dolor al hacer de vientre”. Este mismo clima tóxico hace a su vez más difícil la fecundación al afectar de igual manera a las trompas.

Normalmente se administra un tratamiento hormonal, pero hay casos que requieren de intervención quirúrgica. En el Clínico se realiza una operación al mes de endometriosis profunda y hasta cuatro para retirar quistes endometriósicos. En los escenarios que revisten gravedad, se opta por minimizar el dolor si la paciente es joven pero si cuenta con una edad avanzada, en algunos casos la solución es retirar el útero.

Investigación puntera 

Aunque se está lejos de poder afirmar que la endometriosis tiene una cura, la investigación en este campo no cesa. Así, el Hospital Clínico ha celebrado este jueves el II Curso sobre Avances en el Manejo de la Endometriosis, con demostraciones de cirugía en directo.

Más de 200 profesionales, entre médicos especialistas y matronas, han asistido a este cursillo para reciclar sus conocimientos acerca de la enfermedad y conocer las novedades en el tratamiento.

Al mismo ha asistido el prestigioso doctor Christian Becker, referencia internacional en la investigación y responsable clínico del Oxford BSGE Endometriosis Center. Becker asegura que uno de los problemas actuales “es el tiempo que pasa desde que comienzan los síntomas hasta que se realiza el diagnóstico”. Por eso se hace fundamental la detección precoz, detección que se plantea en términos de biomarcadores de cara al futuro.

“En Oxford recogemos muchas muestras de las pacientes a las que se les está haciendo laparoscopia, de sangre, orina y tejido”, resalta Becker. Sería posible que en el futuro se pudiese determinar si alguien padece o no endometriosis analizando biomarcadores presentes en estas muestras.

Aunque no es una enfermedad de gran incidencia, como puede ser el cáncer de mama, Becker subraya la necesidad de financiar la investigación puesto que “las mujeres que lo sufren, tienen dolor significativo”, a veces incapacitante, “no pueden ir a trabajar, se ven afectadas sus relaciones personales o no pueden quedarse embarazadas”. Por eso es importante –añade- que los Gobiernos entiendan el problema, “según los estudios, financieramente es tan caro como la enfermedad de Chron o algunos subtipos de diabetes”, concluye el experto.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies