Eugenio Calleja / Experto Sociolaboral y Técnico en Prevención de Riesgos Laborales

Las viejas recetas políticas

Eugenio Calleja

Las viejas recetas políticas no sirven para hacer frente a los nuevos problemas de las sociedades modernas, ¿modernas y avanzadas?, ¿seguro? Sin embargo, los viejos problemas del hombre siguen vigentes y actualizados en un mundo globalizado; aunque dicho concepto está, últimamente, en permanente revisión.

El Gobierno de Aragón y el reciente Gobierno de España, configurado por Pedro Sánchez, quieren, de repente, hacer frente a los grandes temas que ellos mismos han permitido e, incluso, han contribuido a crear por las decisiones de los gobiernos formados por el PSOE y, también, por los gobiernos del PP, y las medidas políticas erráticas que han adoptado a lo largo de los más de 40 años, ¿muchos?, de la más larga etapa democrática.

¿Acaso la pobreza no ha existido siempre? ¿Y la desigualdad? ¿Y la distribución de la riqueza? ¿Y la violencia machista y feminista? ¿Y la manipulación del agua? ¿Y el envenenamiento del agua, de la tierra y del aire?…

Ahora, nuestros gobernantes tienen prisa. Ahora, la izquierda moderada, de centro izquierda, radical, moderna, sensible…, va a ponerse manos a la obra. ¿Y la derecha? Crítica, mezquina, desorientada, de centro derecha, extremista… nos habla del desastre en España y en Aragón.

¿Y los nacionalistas? ¿Y los independentistas? No resuelven nada. Su Comunidad Autónoma –a pesar de tener muchas competencias y de haber recibido muchísimos millones– está en la ruina; eso dicen. ¿Corrupción y robo?

Hemos experimentado varios días de frío y muchos ciudadanos no pueden calentarse. La factura de la luz, los servicios en general son muy caros… Mientras, la clase política dice y tú más, ¿la casta?, ya no mola.

Avanzar, ¿en qué dirección? Háganselo mirar y analizar.

¿Alquileres? Venganza para un país que presume de desarrollo. Ni el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que ha alcanzado los 950 euros multiplicado por 14 mensualidades, permite vivir con dignidad. Todo un triunfo cuando los alquileres de los pisos en Zaragoza, dependiendo de la zona, alcanza los 700 euros. Díganme, ¿cómo es posible hacer frente a la vida? ¿Y a la dieta mediterránea para no engordar?

A su vez, los agricultores protestan y exigen soluciones. Y dicen que la subida del SMI les aumenta los costes y que es difícil hacer frente a la nueva realidad. ¿Vida?

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies