El 43,8% de los contratos indefinidos firmados en Aragón en 2019 procedió de uno temporal

Los mayores volúmenes de contratación indefinida se produjeron en Zaragoza, con 18.398 firmas

A partir de los datos de del Servicio Empleo Público Estatal (SEPE), la empresa Randstad ha estudiado la evolución de los contratos convertidos en indefinidos desde el comienzo de la crisis. En su informe, destaca que, en Aragón, el 43,8% de los contratos indefinidos firmados durante 2019 procedió de uno de duración determinada. Sin embargo, la conversión de contratos convertidos a indefinidos cayeron un 5,3% en un año, al registrarse un total de 25.334 firmas, en lugar de las 26.753 de 2018. De esta manera, el descenso aragonés se situó cinco puntos porcentuales por debajo de la media nacional, que acogió un pico en negativo del 0,3%. Aun así, la temporalidad se mantiene como modalidad preponderante en el sistema de contratación.

Los mayores volúmenes de contratación indefinida se produjeron en Zaragoza (18.398), seguida por Huesca (4.561) y Teruel (2.375). Por otro lado, todas las provincias aragonesas vieron caer su número de convertidos, siendo más acusado en Zaragoza (-6,4%), por delante de Teruel (-4,5%) y Huesca (-0,9%). Esta tasa se encuentra 5,1 puntos porcentuales por encima de la media nacional y es tres puntos porcentuales superior a la registrada el año pasado en la región (40,8%).

Durante los primeros años del estudio -2007 y 2011-, este porcentaje se mantuvo por encima del 47,5%, registrando las cifras más altas (48,1% y 49%). Desde 2011 la tasa registró un brusco descenso, registrando el 33,2% en el 2014, momento desde cual el indicador volvió a remontar, alcanzando el 43,8% en este 2019, tras dos años ininterrumpidos de crecimientos. A nivel provincial, Teruel registró la mayor tasa de conversión de la región (45,8%), seguida de Zaragoza (44,7%) y Huesca (39,8%).

Datos nacionales

A escala nacional, el estudio pone de relieve que el 38,7% de los contratos indefinidos que se firmaron a nivel nacional durante el pasado año provino de uno temporal. Es decir, cuatro de cada diez contratos indefinidos provienen de un contrato de duración determinada. Se trata de la tasa más alta desde 2011 (41,5%), y encadena cinco años de crecimiento consecutivos.

En términos de volumen de contratos convertidos, la cifra se sitúa a finales de 2019 en 835.521 firmas, reduciéndose en apenas tres décimas con respecto a las 837.988 conversiones registradas en 2018. Es la primera vez que el volumen se reduce tras seis años de incrementos consecutivos, por lo que la cifra de 2019 es aún la tercera más alta de la serie histórica.

En cuanto al posicionamiento nacional, destaca Andalucía (con el 49,8%), seguida de Cantabria (49,4%) y Canarias (47,9%), son las comunidades autónomas con mayor tasa de conversión de contratos temporales a indefinidos. Las siguen Galicia (47,7%), Asturias (46,4%), Extremadura (46,3%), Navarra (45,3%), Comunitat Valenciana y Castilla y León (ambas con 45,2%). Con pesos más discretos, pero aún por encima de la media nacional (38,7%), se sitúan Castilla-La Mancha (43,9%), Aragón (43,8%), La Rioja (42,3%) y Euskadi (38,7%). Por debajo de la media se sitúan Baleares (36,3%), Catalunya (35,1%), la Región de Murcia (33,6%) y la Comunidad de Madrid (26,7%).

A nivel provincial, Córdoba (55,8%), Cádiz (55,3%), Jaén (53,7%), Cuenca (52,4%) y Ciudad Real (51,7%) cuentan con los mayores pesos de contratos convertidos, registrando más de 13 puntos porcentuales más que la media nacional. En la otra cara de la moneda, Albacete (32,1%), Barcelona (33,2%), Girona (34,8%), Vizcaya (37,6%), y Guipúzcoa (37,7%), son las provincias con las tasas de conversión más bajas del país.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies