Una veintena de entidades rechazan el derribo de la Térmica de Andorra y reclaman nuevos usos

Estos colectivos sociales reclaman que se tenga en cuenta el valor patrimonial de las infraestructuras
Estos colectivos sociales reclaman que se tenga en cuenta el valor patrimonial de las infraestructuras

Una veintena de entidades y personas a título personal han suscrito un manifiesto en el que piden a Endesa que estudie nuevos usos para las actuales instalaciones de la Central Térmica de Andorra que eviten su derribo. Estos colectivos sociales reclaman que se tenga en cuenta el valor patrimonial de las infraestructuras, entre las que se encuentra la cuarta construcción más alta de España, la chimenea de 343 metros, y otras tres torres de unos cien metros de altura.

Por el momento no quieren lanzar públicamente propuestas sin estudiar su viabilidad económica, pero sí han valorado la posibilidad de crear un Museo de la Transición Energética y han recordado la iniciativa del artista aragonés Miguel Ángel Arrudi de convertir la chimenea en una antena 5G. El presidente de la Fundación ecodes, José Ángel Rupérez, ha señalado que estas instalaciones “constituyen una posible oferta cultural y lúdica” con el objetivo de que “futuras generaciones perciban claramente la transición del carbón a la renovable”.

En este sentido, han querido remarcar que “en ningún momento” están en contra de la transición energética ni de la instalación de placas fotovoltaicas, sino que defienden la “pervivencia, en todo o en parte, de las construcciones que suponen un patrimonio industrial del que hay que estudiar su puesta en valor”, ha explicado Rupérez.

Así, han puesto como ejemplo que Enel ya ha iniciado un proyecto Futur-e de estas características con varias centrales de carbón en Italia, así como planteado un estudio de valoración de recursos para la Central Térmica de Compostilla (León). El exprofesor de Tecnología en el IES Pablo Serrano de Andorra, Vicente Ibáñez, ha exigido que “se abra un periodo de estudio donde la Universidad de Zaragoza pueda hacer una valoración para que esos elementos se integren en el proceso de transición justa”.

Además, consideran que, en caso de mantener las instalaciones, sería también una importante fuente de empleo. “Se ha ofrecido a las subcontratas hacer parte del desmantelamiento, cuando las empresas que vendrán para ello tendrán sus empleados con su formación especializada. Con la adaptación de la Central, por ejemplo, como un Museo de la Transición, superaría esa oferta de trabajo temporal y generaría empleo con perspectiva de futuro”, ha expuesto.

Por el momento, no han trasladado de forma oficial este manifiesto a Endesa, aunque ya se han reunido con el Ayuntamiento de Andorra, quien les ha ofrecido sus instalaciones para continuar este proceso, y confían en ir de la mano del Gobierno de Aragón para revitalizar la zona. “No sabemos si es mejor que llegue a través de alguna entidad local. Nos gustaría ir acompañados. Tenemos canal para mandarlo a Endesa, pero pensamos que una labor de acompañamiento estaría bien”, ha añadido Ibáñez.

Print Friendly, PDF & Email
Estos colectivos sociales reclaman que se tenga en cuenta el valor patrimonial de las infraestructuras

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies