Las dos subidas consecutivas del SMI comprometen al autónomo a pagar 4.000 euros más por empleado

En Aragón hay más de 100.000 autónomos

Los autónomos aragoneses están abocados a encarar una racha no demasiado grata. A la bajada del volumen de actividad -cuyo efecto atribuyen a la desaceleración económica- se adhiere la pérdida progresiva de profesionales y un vacío legislativo que mantiene al colectivo desprovisto de apoyo presupuestario. Se les viene asimismo encima, dicen, la “desproporcionada” subida del Salario Mínimo Interprofesional aprobada este mismo martes en el Consejo de Ministros. Calculan que –tras el 30% de alza en dos años- un trabajador autónomo deberá pagar cerca de 4.000 euros más por empleado contratado. Un sobrecoste que, estiman, “apenas ningún negocio” estará capacitado para asumir.

La presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Aragón, Mayte Mazuelas, y el secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos, José Luis Perea, han exteriorizado con rotundidad la “preocupación” que despierta el contexto económico en gran parte de los más de 100.000 autónomos que conforman el tejido empresarial de Aragón.

Según ha desglosado Perea de los datos extraídos de su Barómetro anual, dos de cada tres autónomos, lo que representa algo más del 65%, “no está de acuerdo” con el aumento del SMI, precisamente porque creen que sí influirá directamente en sus actividades. Aun así, Perea aclara que las subidas de salario “son necesarias”, aunque defiende que no deberían acogerse a motivaciones “populistas”, tal y como cree que ha sucedido en esta ocasión.

Sin embargo, son muchas otras “cuestiones” las que, argumentan Mazuelas y Perea, oprimen al autónomo en Aragón, alejándolo de la época recientemente “más boyante” (entre 2015 y 2018). Existe una Ley que fue aprobada por el Gobierno autonómico en junio de 2019 de la que lamentan “todavía” no se haya promulgado ninguna “medida efectiva”, a excepción de una plataforma para el colectivo, presupuestada en 150.000 euros.

Por ello, Mazuelas ha instado al ejecutivo aragonés a que deje de “mirar hacia otro lado”, implorándole que centre esfuerzos en aquellos que verdaderamente “tiran del carro” de la economía territorial. Especial referencia ha hecho a negocios en zonas de alta despoblación, como bares o ultramarinos, de los que, en demasiadas ocasiones, depende la vida de un pueblo.

También ha ejemplificado la presidenta las políticas que Andalucía ha puesto en marcha, asegurando que las facilidades para el colectivo autónomo está motivando que “ocho de las diez altas en el régimen de autónomos provengan de la comunidad sureña”. Cifras que ha calificado de “envidiables”, a pesar de la larga distancia que toman con las de la Comunidad.

Precisamente, los portavoces de la ATA han reprobado que Aragón lidere el top tres en la lista negra de pérdida de autónomos de enero – tan solo por debajo de Baleares y Cantabria- y han hecho petición expresa al Departamento de Economía y Empleo del Gobierno de Aragón para que accione las medidas necesarias para reactivar al colectivo. Medidas entre las que destacan las ayudas a acogerse al inicio de actividad o para fomentar la contratación, así como aquellas relativas a la formación, o a la reformulación del scoring bancario.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies