El cáncer le cuesta a España al menos 19.300 millones de euros

El cáncer se puede considerar como el problema sanitario, social y económico más importante del país

Coincidiendo con el Día Mundial Contra el Cáncer, que se celebra este martes, 4 de febrero, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha dado a conocer la incidencia de cáncer en la Comunidad aragonesa. En 2019 se detectaron 8.463 nuevos casos, siendo 3.501 mujeres y 4.962 hombres.

Además, este año desde la AECC se quiere incidir en el mensaje de coste económico que supone a una familia tener un enfermo de cáncer, agravando su situación si además son autónomos o están en paro o trabajo parcial. Por ello, y con motivo de esta efeméride, la AECC y Oliver Wyman han presentado el informe “Impacto económico y social del cáncer en España” en el que se estima que el cáncer tiene un coste en España de, al menos, 19.300 millones de euros.

Con esta estimación, el cáncer se puede considerar como el problema sanitario, social y económico más importante que tiene nuestro país. Cada año se diagnostican en torno a 275.000 casos nuevos y existen alrededor de 1,5 millones de personas afectadas por esta enfermedad. Se sabe que detrás de la enfermedad hay unos costes para las personas en dolor, sufrimiento y muertes en muchas ocasiones innecesarias y, ahora, por primera vez, se realiza una aproximación a los costes económicos del cáncer, tanto sanitarios, como familiares, sociales y laborales.

El estudio elaborado por la consultora estratégica para la AECC, estima, por primera vez, los costes globales detallados en tres grandes tipologías: costes directos médicos (derivados del tratamiento, seguimiento, farmacia y parafarmacia y atención médica adicional pagados por el paciente, así como cuidados paliativos y preservación de la fertilidad), costes directos no médicos (transporte, comida, alojamiento, equipamiento y obras de casa, así como cuidados y transporte a radioterapia subsidiado por el Estado) y costes indirectos (pérdida de ingresos de pacientes activos y de su familia, así como pérdida de productividad como consecuencia directa del cáncer o por muerte prematura).

Una de las conclusiones que se extraen del informe es que el impacto económico de la enfermedad varía notablemente en función de la tipología del cáncer, siendo los más costosos los cuatro tipos de tumores de mayor incidencia: colorrectal (2.500 millones), mama (2.200 millones), próstata (1.000 millones) y pulmón (2.100 millones).

Otro dato importante es que la población en edad laboral supone el 40% de la incidencia y el 62% del impacto económico. Según Mario Ezquerra, consultor experto de Oliver Wyman, “este estudio amplifica las metodologías utilizadas en informes anteriores de esta naturaleza. Al partir de datos de incidencia de cáncer segmentados en varias dimensiones (edad, tipo de cáncer, …) y considerar elementos que anteriormente eran difícilmente cuantificables (incorporando datos recientes de la AECC y otras fuentes), nos permite aportar una visión más amplia del impacto económico del cáncer en todos sus niveles y de forma más granular”.

Los 19.300 millones de euros que se estima que cuesta aproximadamente el cáncer es un gasto soportado por el país, del cual el 55% lo asume el Sistema Sanitario y el 45% restante aquellas familias que cuentan con algún miembro con cáncer. Noema Paniagua, directora general de la AECC, señala que es “necesario reducir estos costes en el medio/largo plazo, pero no podemos olvidar que hay que trabajar en el presente para evitar que los costes del cáncer provoquen extrema vulnerabilidad en las personas que lo padecen”. La mayor parte del coste se produce en el primer año de la enfermedad, continuando el gasto en los años siguientes y este se mantiene para las familias en muchas ocasiones de manera permanente y, en otras, durante los 5 años hasta que se considera a la persona como superviviente. Ante esta situación, hay diversos factores que pueden contribuir a la reducción de los costes del cáncer.

La prevención y la detección precoz pasan por ser una opción que el país debería considerar para abordar de manera inmediata el gasto que genera la enfermedad. Con la prevención se podrían evitar 55.000 muertes anuales y ahorrar unos 9.000 millones de euros.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies