“Mujeres al atardecer”, segundo cortometraje de la directora zaragozana Núria Rubió

Rubió estrenará su nuevo cortometraje el 14 de febrero, a las 19.00 horas, en el Centro de Historias de Zaragoza

La directora zaragozana Núria Rubió estrenará su nuevo cortometraje el viernes, 14 de febrero, a las 19.00 horas, en el Centro de Historias de Zaragoza. “Mujeres al atardecer” es la historia de Andrea, una periodista de más de 30 años, en paro, que siente una crisis existencial. Después de un ERE en el periódico donde trabaja hace diez años, no sabe qué rumbo tomar. Su hermana, madre de un bebé, le organiza una entrevista con un viejo amigo, a la que duda si acudir. Mientras tanto ella paseará por el barrio al atardecer y el encuentro con diferentes mujeres le harán reflexionar sobre qué camino debe tomar.

Una historia intimista y poética que se ha rodado en el barrio de Rosales del Canal y que ha contado con la colaboración del grupo de marcha nórdica “Nordic Rosales”. Rubió ha vuelto a contar con un elenco canino. En la cinta participan tres perros, entre ellos, de nuevo, Lucas, perro de la directora. “En esta historia quiero transmitir el amor a los animales y cómo a través de ellos podemos ser más felices, por su compañía, y cómo nos pueden acercar a los demás”, ha resaltado.

Su primer cortometraje “Cuando Lucas encontró a Eva” obtuvo siete premios y más de 30 selecciones en festivales de todo el mundo. Entre ellos, “Mejor ópera prima” en el Festival de Fuentes de Ebro (Zaragoza). Su segunda historia se ha rodado. En esta ocasión, los perros viven en un barrio y ya no están maltratados como en el caso del otro cortometraje. La directora ha querido continuar con esa línea y abarca, de nuevo, también el tema de la decisión. Es ahora la protagonista quien toma las riendas de su vida.

Cine social y esperanzador 

El cortometraje quiere ser un canto de esperanza al futuro de muchos jóvenes que actualmente no encuentran en su vida un camino y un medio de vida. “Esta historia es también un retrato de la sociedad actual: individualismo, móviles y crisis”. De ahí, la crisis existencial de la protagonista que, aunque preparada, no encuentra su lugar en el mundo, e influenciada por su familia, quiere desprenderse y construir su propia historia desde la libertad y sin dejarse llevar por lo que la sociedad le dicta. Los atardeceres son en esta historia una metáfora de permitirnos cambiar, como lo hacen los colores del ocaso, para ser honestos con nosotros mismos y darnos una oportunidad para no encajonarnos e inmovilizarnos por nuestras propias creencias.

“La película corta”, como le gusta llamarla a Núria Rubió, se rodó en verano, en Zaragoza, en el barrio Rosales del Canal y en la propia casa de la directora. Obtuvo la ayuda del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón y también ha contado para su producción con la colaboración, desde el primer momento del Centro de Producción Audiovisual (CPA Salduie), centro de formación de Zaragoza, que aportó alumnos en prácticas y material audiovisual. También este proyecto obtuvo el apoyo de las empresas: Millán Iluminación, Eboca Vending, La Tradicional y Tu Locutor.

El equipo

El equipo técnico con los que ha contado son la mayoría nacidos o afincados en Aragón, profesionales como Hugo Falcón, director de fotografía; Global Make Up, en el maquillaje; Luis Gran Barcelona, director de vestuario; Ana Ulecia, directora de arte o en la producción, María Cantos y Carlos Laforga.

En el equipo artístico, la directora contó con actrices de la Escuela Municipal de teatro de la capital maña, entre ellos, Lorena Soler, en el papel protagonista del cortometraje y alumna de segundo curso. Asimismo, Eva Parra, formada en la Real Escuela Superior de Arte Dramático (Resad) en Madrid y trabajó como profesora de interpretación en la EMTZ. También la actriz Marissa Nollá, profesora de ortofonía y expresión corporal en la EMTZ. El resto del elenco son Teresa Fuertes, Gloria Aporta y Arturo Pérez son alumnos del Teatro de las Esquinas, y en el caso de Gloria y Arturo forman parte del aula de teatro.

El cortometraje ha contado con colaboraciones especiales. La primera la voz y la música de la cantautora María José Hernández y su tema “Siento”. La canción describe cómo es el proceso de la creación de una canción, argumento que le sirve a Núria Rubió para contar lo que quiere transmitir con su historia. Otra de las colaboraciones ha sido la periodista del tiempo de Aragón Televisión, Núria Seró, que hace un cameo en una escena dando el tiempo.

En el equipo técnico ha contado con la colaboración especial también de Boris Zapata, sonidista profesional que trabajó en películas de Ventura Pons y en “Tierra Libertad” de Ken Loach. Por último, para la mezcla de sonido ha contado, de nuevo, con el Laboratorio Audiovisual del Centro de Historias.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies