Los trabajadores de Schindler irán a la huelga los días 19 y 20 por el “cierre” de la fábrica

Esta decisión de la compañía supondrá el despido de 119 trabajadores

Los trabajadores de la fábrica de Schindler en Zaragoza han convocado dos jornadas de paros completos para el 19 y 20 de febrero ante lo que definen como un “cierre” de la producción de la planta. Además, los días 12 y 13 tendrán paros parciales de media jornada y el próximo lunes 10 realizarán la primera concentración en la capital aragonesa tras conocer las intenciones de la multinacional.

Así lo ha anunciado el presidente del Comité de Empresa, José Antonio Dieste, tras reunirse con el vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, quien les ha mostrado su apoyo. Esta decisión de la compañía supondrá el despido de 119 trabajadores, además de las afecciones que puedan suponer para las empresas auxiliares del sector. “Queremos que empuje con nosotros para evitar lo que para Schindler es inevitable: el cierre de una empresa con 75 años de historia en Zaragoza”, ha señalado el representante sindical.

Aunque el ERE solo afectaría a la unidad productiva, desde el Comité tienen claro que terminará afectando al resto de los empleos de administración y mantenimiento. “Es el corazón de la empresa. Si una empresa cierra su producción, lo demás son servicios auxiliares. Es importantísimo mantener la producción, aunque sea parcial. Es la fábrica la que desaparecerá de Zaragoza”, ha expuesto Dieste.

Así, este martes mantendrán la cuarta reunión para avanzar en las negociaciones para el ERE y minimizar los efectos entre los trabajadores. “Nuestra postura es no al cierre, pero tenemos que seguir negociando para, si se lleva a cabo, tenemos que conseguir las mejores condiciones para evitar que afecte negativamente”, ha explicado el presidente del Comité.

En este sentido, el vicepresidente Arturo Aliaga ha anunciado que este miércoles se reunirá con los responsables de Schindler para contar con información directa de todas las partes y reducir las consecuencias, sin descartar incluso trasladarse a Suiza para evitar este cierre. “Intentaremos pedir a la empresa que reconsidere esta cuestión. Veremos si hay que acudir a instancias superiores, a Suiza o hablar con quien sea”, ha afirmado el responsable de la industria aragonesa.

Del mismo modo, Aliaga ha recordado a la compañía los importantes esfuerzos realizados por la Comunidad para que este sector tenga todo su apoyo y se acomode a sus necesidades. “En Aragón había un importante clúster del ascensor y hemos hecho inversiones importantes en el Instituto Tecnológico para respaldar la investigación. Entre otras, se ha beneficiado Schindler porque el Gobierno de Aragón ha considerado que era un sector importante”, ha añadido.

Mapa de riesgos industriales

Durante el encuentro, desde los sindicatos se ha planteado también la elaboración de un mapa de riesgos en la industria para estar preparados a estas decisiones de las compañías. La secretaria general de CCOO Industria, Ana Sánchez, confía, de esta forma, en “adelantarnos a pérdida de empleo que pueda venir por efectos de la digitalización”, ha afirmado.

Sobre este asunto, Aliaga ha respondido que estas decisiones “son imprevisibles” por “la velocidad de los cambios” en las tecnologías. “No hay una foto fija por la situación de los mercados, las competencias, la coyuntura internacional o los cambios tecnológicos”, ha afirmado, reconociendo que “sí hay amenazas que se pueden predecir”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies