El Huesca continúa sin conocer la victoria fuera de casa desde noviembre

Los altoaragoneses vienen de caer 3-1 en Ponferrada. Foto: S.D. Huesca

La asignatura pendiente de la Sociedad Deportiva Huesca esta campaña continúa siendo el rendimiento fuera del Alcoraz. Los altoaragoneses sumaron una nueva derrota, esta vez en el Toralín, ante la Ponferradina, dando una imagen preocupante. Con este tropiezo, los oscenses siguen sin conocer la victoria como visitantes desde el 30 de noviembre, cuando superaron por 0-2 al Alcorcón.

También es cierto que la fortuna ha jugado malas pasadas a los oscenses en sus últimas salidas. Es verdad que frente a la Ponferradina fueron claramente inferiores, pero no fue así ante el Real Oviedo. Los de Míchel fueron ganando el encuentro desde el minuto 54 hasta el 97 gracias a un gol de Eugeni Valderrama. Sin embargo, en la última jugada del encuentro, Ibrahima Baldé aprovechaba un despiste defensivo para poner el 1-1 definitivo y arrebatar dos puntos a los aragoneses.

Algo prácticamente calcado les sucedió en la jornada anterior fuera de casa, esta vez frente al Elche. El conjunto del Alcoraz volvía adelantarse al inicio del segundo tiempo gracias a un gol de Mikel Rico en el minuto 54. Después de pasar todo el encuentro con el dominando y con oportunidades de matar a la contra, el Elche lo estropearía todo en el minuto 92. Pere Milla llegaba desde atrás para rematar solo un centro al borde del área y poner la igualada final.

Previamente, el Mirandés también supo aprovecharse del mal momento del Huesca para llevarse el partido por dos goles a cero. Entre medias, los de Míchel sí que han sabido construir un fortín en casa, lo que les ha llevado a colocarse como el mejor local de la categoría. De esta forma, hacen contrapeso al bajo rendimiento que están dando fuera y se colocan en la cuarta posición.

En total, el conjunto oscenses suma 43 puntos, de los cuales 31 se han obtenido en el césped del Alcoraz. Los doce puntos que ha conseguido fuera de él a lo largo de las trece jornadas que se han disputado es lo que pesa para no completar una campaña brillante. Los propios jugadores ya advirtieron de la mala imagen que se dio frente a la Ponferradina y no quieren permitir que vuelva a suceder.

El reto de los altoaragoneses, dada su condición de recién descendido y su gran potencial económico, no puede ser otro que el de ascender. Actualmente podrían hacerlo, aunque deberían superar el playoff de ascenso frente a equipos como el Real Zaragoza o el Girona. Si quieren dar el salto que les aúpe a las dos primeras posiciones de la tabla, deberán corregir esa dinámica como visitante antes de que sea irremediable.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies