Vox estudia acciones legales contra el libro que presenta el exalcalde Pedro Santisteve

Calvo ha criticado la diferencia de criterios

El portavoz municipal de Vox, Julio Calvo, ha criticado el tratamiento “tan diferenciado” que se está produciendo ante unos hechos que, según el edil, comparten fondo. Y es que por un lado el Gobierno PP-Cs ha prohibido a la cofundadora de Vox, Cristina Seguí, la presentación de su libro contra el movimiento “feminazi” en el Teatro Principal; mientras que el exalcalde Pedro Santisteve va a presentar un libro en el antiguo Instituto Luis Buñuel, cuando la obra carga concretamente contra la formación que lidera Santiago Abascal. En ambos casos son espacios públicos, “pero parece que en este último caso se encuentra razonable”, ha criticado Calvo, quien ha anunciado que ya se han puesto estos hechos en conocimiento de la Dirección nacional del partido y sus servicios jurídicos estudian si emprender algún tipo de acciones ante la presentación del libro en contra de la formación.

“Cuando la simple presentación de un libro que hace referencia a la defensa contra las feminazis sufre este tipo de censura generalizada”, ha manifestado Calvo, “nos induce a pensar que el título del libro es correcto”. El concejal considera que esta situación es “una censura como no conocíamos en todos los años de democracia”.

Es más, Calvo considera que actualmente “hay más censura y recortes a la libertad por mor de lo políticamente correcto que lo que había en España en los años 80, en los años inmediatamente posteriores al franquismo y primeros de la transición”. En los 40 años de Democracia, ha insistido, “creo que jamás se ha censurado la presentación de un libro en el Hall del Teatro Principal”.

Por otro lado, el exalcalde Santisteve va a presentar un libro en contra de Vox, “un partido político legalmente constituido y que, además, es la tercera fuerza nacional con representación parlamentaria en el Congreso de los Diputados”. Y lo va a hacer, ha recordado, en un espacio público “que está ilegalmente cedido por él mismo a una asociación afín, tal y como reconocieron los tribunales”.

El concejal de Vox ha recordado que cuando se cedió el antiguo Luis Buñuel a la asociación que lo gestiona actualmente, una de las condiciones era “no desarrollar actividades que contravengan los principios de igualdad de las personas, quedando prohibido cualquier acto que no respete los derechos humanos, que atente contra la dignidad de las personas o las discrimine por razones de sexo, raza, opinión, religión o cualquier otra causa personal o social”. Es por ello que desde Vox consideran que cuando se presenta un libro en contra de un partido legalmente constituido “evidentemente se está incitando al odio y discriminando a los militantes y votantes del partido”.

Del mismo modo, Calvo se ha referido a las declaraciones que concejales de Podemos y Zaragoza en Común hicieron argumentando que la libertad de expresión “no admite censura previa”. Manifestaciones que realizaron ediles como Fernando Rivarés o Alberto Cubero, ha recordado Calvo, para defender la celebración de charlas de personas como el rapero Pablo Hassel, “que pide que explote de Patxi López y defiende que se debe matar a Aznar”, ha resaltado Calvo.

El edil también se ha escudado en el artículo 20 de la Constitución española, que hace referencia a la libertad de expresión a la que tiene derecho toda la ciudadanía y que, según la Carta Magna, “no deben restringirse mediante censura previa”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies