La Guardia Civil de Huesca investiga al conductor de un camión por un delito de conducción temeraria

La caída de la carga llenó la carretera A-22 de cabello de ángel

La Guardia Civil investiga al conductor de un camión por conducción temeraria, por la caída de la carga que puso en peligro al resto de usuarios de la vía, y que provocó el corte de un carril de circulación durante seis horas.

Los hechos ocurrieron en la Comarca del Somontano el 19 de noviembre de 2019, a la altura del punto kilométrico 49,900 de la autovía A-22 (Lérida-Huesca), cuando un camión articulado que transportaba 8.064 kilos de cabello de ángel en doce palets, perdió la carga que transportaba sobre los dos carriles de circulación.

Esto supuso inicialmente un corte completo de la vía y posteriormente que un carril de la autovía permaneciera cortado al tráfico durante seis horas, hasta la eliminación y limpieza completa de la calzada.

Los bidones que transportaban el cabello de ángel tenían un peso de unos 28 kilos cada uno, y crearon un grave riesgo para el resto de usuarios de la vía ya que quedaron esparcidos de tal manera que dejaron a los demás conductores sin posibilidad de sortearlos, teniendo que pararse completamente la circulación para evitar una colisión.

Tras este accidente, el G.I.A.T. del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Huesca comenzó una investigación para el esclarecimiento de los hechos para intentar determinar cuales habrían sido las causas del siniestro vial.

Finalmente, se pudo determinar que el motivo principal del siniestro fue que la carga iba sin la oportuna sujeción, ya que el conductor no había utilizado ningún dispositivo de amarre para anclar al vehículo los palets que portaban los bidones.

Esta deficiencia está considerada como “peligrosa” por el Real Decreto 563/2017 que regula las inspecciones técnicas en carretera de vehículos comerciales.

La caída de la carga afectó de manera grave a la seguridad del tráfico rodado al quedar cortados los dos carriles, impidiendo el paso de todos los vehículos y suponiendo un peligro para todos los usuarios, por más que tal irrupción fuera hábilmente sorteada por todos los vehículos que transitaban tras el camión, los cuales consiguieron detener su marcha sin llegar a alcanzar los obstáculos.

Buena parte de los accidentes de tráfico en los que están involucrados camiones son precisamente por una incorrecta colocación, distribución y sujeción de la carga. La correcta estiba de la mercancía es vital para evitar este tipo de siniestros viales y se considera un elemento esencial para la Seguridad Vial.

Por estos hechos se procedió a la investigación de un delito de conducción temeraria a un varón de 56 años vecino de Zaragoza.

Las diligencias instruidas por el G.I.A.T., fueron entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Monzón (Huesca).

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies