Lambán califica de “grave anomalía” un Gobierno central sostenido por independentistas

Javier Lambán ha explicado que la Comunidad “no generará tensiones” en sus negociaciones con el Estado. Foto: Cortes de Aragón

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha reconocido este lunes antes el Pleno de las Cortes como una “grave anomalía” de la política que el Gobierno de España se haya constituido sostenido, “por activa o por pasiva” con el apoyo de fuerzas independentistas. Con todo, Lambán ha explicado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez solo tenía esa fórmula para conformar la mayoría necesaria que evitara unas nuevas elecciones y ha reiterado su compromiso para exigir que Aragón no sea “ni más ni menos” que ningún otro territorio.

Lambán ha asegurado que tanto él como presidente, como el resto de instituciones aragonesas, van a “defender todas las vertientes del Estatuto de Autonomía” y no dudarán en recurrir “a todos los instrumentos legales a su disposición” para proteger tanto ese documento como la Constitución española. Con ejemplos concretos como los conflictos de competencias o los recursos de inconstitucionalidad, Lambán se ha comprometido a “no permitir privilegios ni tratos de favor” a otros territorios.

En una comparecencia a petición propia para explicar las relaciones de Aragón con el nuevo Gobierno, Javier Lambán ha explicado que la Comunidad “no generará tensiones” en sus negociaciones con el Estado. Así, el Gobierno autonómico defenderá que Aragón ocupe “el lugar que le corresponde” pero, según el presidente, evitando las políticas frentistas.

En ese sentido, Lambán ha recordado que esta “anomalía” que suponen los acuerdos de investidura con fuerzas nacionalistas e independentistas ya se ha dado en numerosas ocasiones en el pasado, tanto en gobiernos socialistas como del PP. Por ello, el presidente ha calificado como otra “anomalía” política que las fuerzas constitucionalistas sigan sin ser capaces de “afrontar los grandes problemas que tiene España” con grandes acuerdos.

“Cuanto más se involucre su partido en la gobernabilidad de España, más fuerte será la Constitución y menos relevancia tendrán los nacionalistas irredentos”, ha lanzado Lambán a la bancada popular de las Cortes.

Aprovechar las oportunidades del nuevo gobierno

Javier Lambán ha explicado ante la Cámara autonómica que la creación del nuevo Gobierno estatal abre también un abanico de oportunidades para la Comunidad que ahora su Ejecutivo debe aprovechar con una relación “bilateral” y de “lealtad recíproca”. Así, el presidente ha adelantado su intención de impulsar herramientas recogidas en el Estatuto de Autonomía como las comisiones bilaterales Aragón-Estado.

Sobre la mesa, asuntos como la financiación autonómica, de la que Lambán ha lamentado que lleve años siendo “asfixiante”, la negociación de la deuda histórica o los 80 millones de euros que el Estado adeuda a Aragón por los cambios normativos del IVA. El presidente también ha destacado la importancia de que el Gobierno de España incluya a Aragón en la negociación de las ayudas europeas para asuntos tan relevantes como la transición energética justa o la nueva PAC.

En ese sentido, Lambán ha puesto en valor los contactos que ya se han iniciado entre ambas instituciones, que ya trabajan juntas en la creación de una agenda aragonesa que sirva de hoja de ruta para los próximos años.

La oposición acusa a Lambán de “ponerse la venda antes de la herida”

Por su parte, PP, Ciudadanos y Vox han recibido con escepticismo el compromiso de Lambán en la defensa férrea de los intereses de la Comunidad y la Constitución frente a los pactos de Sánchez con fuerzas independentistas. Desde el PP, su portavoz, Luis María Beamonte, ha lamentado que el presidente se ponga “la venda antes de la herida” al dar por hecho que Aragón deberá defenderse de ataques a sus derechos constitucionales.

Unas sospechas que también ha repetido el portavoz de Ciudadanos, Daniel Pérez, quien ha dudado de que un asunto vital como la financiación autonómica vaya a poder resolverse con un presidente “que solo mira por él” y con socios independentistas. Por parte de Vox, Santiago Morón ha sido crítico al asegurar que los aragoneses “van a pagar los platos rotos” de la “dote” que el Gobierno central ha preparado para catalanes y vascos.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies