Ninguna de las familias desalojadas en la calle Pignatelli recurren a los servicios del Ayuntamiento

Los desalojos se produjeron en el número 76 de la calle Pignatelli

Once viviendas fueron desalojadas este jueves de un edificio situado en la calle de Pignatelli. Un desalojo que, tal y como ha aclarado el consejero de Urbanismo y Equipamientos del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, “no se ha producido como consecuencia de una intervención directa del Consistorio”. Aun así, Serrano ha destacado que estuvieron “vigilantes” de la situación social en la que quedaban las familias desalojadas y “ninguna de ellas”, ha afirmado, ha acudido a los servicios del Ayuntamiento en busca de una alternativa habitacional.

El consejero ha explicado también que en cuanto tuvo conocimiento de la noticia, se puso en contacto con el subdelegado del Gobierno en Aragón, José Abadía, quien le informó “punto por punto” de la operación llevada a cabo. La iniciativa de proceder al desalojo, ha añadido, parte de una orden judicial impulsada por la propiedad de este bloque y en la que el Ayuntamiento “no ha tenido ningún tipo de intervención” ya que solo fue “una consulta a título informativo para saber en qué consistía la operación y qué se iba a hacer”.

Serrano ha querido recordar el ámbito competencial del Ayuntamiento respecto a este aspecto, que se limita “a la intervención urbanística”. Cuando ha habido amenaza de ruina sí que pueden interceder “porque es una situación fáctica que permite poder intervenir desde este punto de vista”. Sin embargo, “no podemos sino ayudar en otro tipo de intervenciones desde el punto de vista de la Seguridad Pública”. “Hemos ayudado en todo lo que se nos ha pedido desde la Delegación del Gobierno, con quien mantenemos siempre en contacto”, ha reiterado, pero “no es nuestra competencia intervenir directamente”.

Eso sí, el consejero ha recordado que hay una mesa de trabajo creada por el Ayuntamiento y otra por la Delegación en las que se trata este asunto “con bastante asiduidad”. Encuentros en los que Serrano ha asegurado que “siempre” se ha coadyuvado en la dirección de “ser conscientes de que en el entorno de Pignatelli hay familias que ocupan viviendas y que no causan ningún problema, mientras que hay situaciones de ocupación que inciden con carácter muy negativo en la seguridad del barrio llegando incluso a atemorizar a los vecinos”. Y es en este caso, ha subrayado Serrano, “donde como Ayuntamiento ponemos el foco, y donde actuamos cuando hay una situación urbanística lo permite”.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Comienzan los trámites para convertir el antiguo Luis Buñuel en Centro Cívico

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies