Las carreteras aragonesas recuperan poco a poco la normalidad, con 185 kilómetros aún afectados

Ahora, la preocupación se centra en la existencia de placas de hielo en las carreteras

La red de carreteras de Aragón va recuperando poco a poco la normalidad tras cinco días con importantes afecciones a la circulación. A primera hora de este viernes, todavía quedaban un total de 185 kilómetros con distintas restricciones, de los que 37 se encuentran completamente intransitables.

En concreto, las tres vías que permanecen cortadas son la A-1701 durante 16 kilómetros en Mosqueruela, la A-2705 por 15 kilómetros en Valdelinares, y otros seis kilómetros de la TE-V-8111 en Puertomingalvo. Con respecto a la jornada de este jueves, se ha podido reabrir la TE-41 en Castellote. Ahora, la preocupación se centra en la existencia de placas de hielo en las carreteras.

Por su parte, otras cuatro carreteras continúan con la obligatoriedad de circular con cadenas y la prohibición para camiones, vehículos articulados y autobuses. En Huesca, queda la A-135 en Torla y, en Teruel, la A-1514 en Torrijas, la A-2401 en Cortes de Aragón, y la TE-V-9032 en Orihuela del Tremedal.

Más despejadas, pero aun con prohibición para camiones y vehículos articulados, quedan la A-226 en Cedrillas, la A-228 en Mora de Rubielos y Allepuz, y la A-2709 en Noguera de Albarracín.

Unos 330 hogares quedan sin luz

Por otro lado, un total de 327 clientes de Endesa permanecen sin suministro eléctrico a primera hora de este viernes. Se trata de 301 clientes en la provincia de Teruel y 26 en Zaragoza.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies