Aragón, pionera en la descontaminación de lindano

Aragón lleva invertidos más de 63 millones de euros desde 1992 para combatir la lucha contra la contaminación de lindano

Más de 63 millones de euros lleva Aragón invertidos desde el año 1992 en combatir la lucha contra la contaminación de lindano. Es una de las regiones que más recursos ha invertido en ello, por eso la Comisión Europea la ha elegido para liderar junto con Alemania y Holanda un nuevo proyecto europeo que permitirá estudiar soluciones innovadoras para la descontaminación. La delegación aragonesa viajará a finales de enero hasta Bruselas para reunirse con los técnicos asignados por la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea y el resto de socios para arrancar el proyecto que cuenta con una ejecución de dos años y un presupuesto de dos millones de euros.

La empresa pública Sarga y el resto de socios deberán elaborar un inventario y un estudio de campo que identifiquen las singularidades de cada uno de los 42 emplazamientos de la Unión Europea donde se produjeron o existen vertederos contaminados por lindano. Bajo el nombre de “Pilot Project to Evaluate and Address the Presence of Lindane and Hexachlorocyclohexane (HCH) in the European Union” el proyecto persigue elaborar un inventario y un estudio de campo que identifiquen las singularidades de cada uno de los 42 emplazamientos de la Unión Europea donde se produjeron o existen vertederos contaminados por lindano (HCH), que sirvan para evaluar los trabajos hasta ahora realizados, definir propuestas de mejora, compartir las experiencias de los países afectados en la búsqueda de soluciones innovadoras y dar mayor visibilidad al problema a nivel mundial.

La directora general de Cambio Climático y Educación Ambiental del Gobierno de Aragón, Marta de Santos, explicó el pasado viernes que la Comunidad Autónoma contará como socios de proyecto con Holanda, por mediación de la consultora ambiental Tauw BW, y Alemania, que se servirá de la consultora CDM Smith Europe para desarrollar el trabajo.

La segunda parte del proyecto consiste en realizar un estudio más pormenorizado de campo

Los resultados de la primera fase de los trabajos se darán a conocer en un workshop que podría tener lugar en Zaragoza durante el segundo semestre de 2020, aunque su ubicación todavía está pendiente de confirmar. El objetivo de esta cita es informar a los principales interesados de los resultados del inventario y reunir la información necesaria para mejorar la calidad de los datos mediante la participación activa de las diversas partes.

La metodología llevada a cabo exige que cada uno de los tres socios se dividan los emplazamientos contaminados de la Unión Europa para realizar el inventario. En el caso del Gobierno de Aragón será el encargado de desarrollar el inventario de España, Rumania, República Checa, Eslovaquia y Croacia, sumando un total de 15 emplazamientos.

Una vez realizado el inventario, la segunda parte del proyecto consiste en realizar un estudio más pormenorizado de campo. Para ello, se han seleccionado seis emplazamientos pilotos que se beneficiaran de este proyecto, dos de ellos son Inquinosa y el antiguo vertedero de Sardas en la provincia de Huesca. Los otros emplazamientos elegidos se sitúan en Francia, Alemania, Italia y la República Checa. Durante 160 días, los expertos de cada uno de los socios del proyecto realizarán sobre el terreno una pormenorizada auditoría, que contará además con un panel de expertos internacionales independientes del consorcio. Esta tarea finalizará con un wokshop en Alemania donde se valorarán las experiencias adquiridas y los pasos a dar en el futuro. Además de los emplazamientos ya inventariados, el proyecto también contempla la necesidad de identificar otros nuevos si los hubiese.

El lindano se adhiere en el tejido adiposo, es bioacumulativo y es de casi imposible metabolización.

Qué es el lindano

Lindano es el nombre comercial de un organoclorado que la Unión Europea prohibió en 1991 cuya fórmula genérica es C6H6CI6. Se basa en la actividad del isómero gama-hexaclorociclohexano (HCH) y sólo se aprovecha un 10% de la reacción química necesaria para producirlo. Durante décadas, se utilizó como potente insecticida en agricultura, como antiparásito en ganadería y también en lociones para tratar piojos y sarna en humanos. Desde junio de 2015 la OMS reconoció oficialmente al lindano como cancerígeno para los humanos y está incluido en el Grupo 1 del listado de la OMS como el más peligroso.

El lindano se adhiere en el tejido adiposo, es bioacumulativo y es de casi imposible metabolización. Produce alteraciones en el sistema nervioso central, incide en la aparición de tumores en todas las vísceras y es además un disruptor hormonal. Las glándulas mamarias son uno de sus principales focos de concentración, de ahí su tendencia a producir cáncer de mama y su capacidad para alterar el desarrollo hormonal y neuronal de los recién nacidos.

Su presencia en Aragón

Sabiñánigo esconde una de las catástrofes medioambientales más graves de Europa. El origen del desastre se llama Inquinosa, una empresa que entre 1975 y 1989 fabricó lindano, arrojando ilegalmente en los basureros municipales cientos de miles de toneladas.

Desde junio de 2015 la OMS reconoció oficialmente al lindano como cancerígeno para los humanos

Por el río Gállego hace años que fluye una de las peores catástrofes medioambientales de Europa. No se ve, no huele, pero lleva más de 40 años triturando el ecosistema de la región y amenazando la salud de sus habitantes. Han pasado casi tres décadas desde el cese forzado de su actividad, pero el esqueleto de Inquinosa permanece inalterable.

Años después, en verano de 2014 las aguas volvieron a bajar llenas de residuos de pesticida y el Gobierno de Aragón tuvo que prohibir el consumo de agua y durante meses, la presencia de residuos tóxicos alcanzó los 7,05 miligramos por litro cuando el límite autorizado es de 50 milésimas.

El origen del desastre había que buscarlo río arriba, en Sabiñánigo, donde se estaban trasladando cientos de miles de toneladas de tierras contaminadas a una celda de seguridad ubicada a 500 metros de distancia del viejo vertedero de Bailín. Más de 50 kilogramos de compuesto de lindano fluyeron limpiamente río abajo, provocando una alarma sanitaria y medioambiental en toda la región.

Después del episodio de contaminación vivido en 2014 un grupo de vecinos de la cuenca creó el Movimiento LindaNO, una plataforma surgida “de la indignación de comprobar que durante meses se estuvo permitiendo a la población consumir agua envenenada con lindano, en una concentración 15 veces por encima de lo permitido por la Organización Mundial de la Salud”. El río Gállego drena una cuenca de 4.008 km2 y recorre 193,2 km desde el pirenaico Col d’Aneu hasta confluir con el Ebro cerca de Zaragoza.

La directora general de Cambio Climático y Educación Ambiental del Gobierno de Aragón, Marta de Santos, ha reconocido que aunque a día de hoy en la Comunidad de hayan invertido 63 millones de euros “harían falta más de 500 millones de euros para alcanzar la descontaminación total ya localizada”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies