Ocho carreteras aragonesas siguen cortadas por la nieve

La Unidad Militar de Emergencias (UME) se encuentra desplegada por la Comunidad para ayudar en la limpieza de las vías

Un total de ocho carreteras aragonesas permanecen a primera hora de este miércoles cortadas al tráfico por los efectos de la borrasca Gloria. De ellas, seis se encuentran en Teruel, una en Zaragoza y otra en Huesca, además de otras vías de las tres provincias que se encuentran con restricciones y con la obligación de usar cadenas. En total, 77 kilómetros se encuentran intransitables.

La carretera más afectada es la A-202, en Zaragoza, que tiene cortados un total de 18 kilómetros a la altura de Nuévalos. En Teruel, están intransitables la A-1701 en Mosqueruela, la A-1413 en Valderrobres, la TE-V-8111 en Puertomingalvo, la A-2520 en Camarena de la Sierra, la A-2705 en Valdelinares, y la TE-V-4302 en Calamocha, junto a la A-139 en Benasque, en la provincia de Huesca.

Por su parte, la A-222, que durante este miércoles ha llegado a tener 88 kilómetros intransitables, ha podido ser reabierta al tráfico, aunque se mantiene con obligación de cadenas y con prohibición para camiones, vehículos articulados y autobuses durante 44 kilómetros, desde Muniesa hasta Montalbán.

No obstante, gran parte de las carreteras permanecen con la prohibición de circular camiones y vehículos pesados. Una de ellas es la N-232, que no permite transitar a estos automóviles durante 43 kilómetros entre Valdealgorfa y Torre de Arcas.

Ante esta situación, la Unidad Militar de Emergencias (UME) se encuentra desplegada por la Comunidad para ayudar en la limpieza de las vías. En Daroca, el teniente Antonio Gómez ha destacado que “hay algunos pueblos que debido a las nevadas han quedado incomunicados y estamos también apoyando a Endesa a dar suministro a algunos otros pueblos que han estado sufriendo cortes durante todo el temporal”. “Aún se desconoce la cantidad de pueblos en los que vamos a tener que parar y cuánto tiempo llevará restablecer el suministro en cada uno”, ha lamentado.

En cuanto a los estragos de la borrasca Gloria, para Gómez, “lo que se ve más claramente es cómo la vida normal del ciudadano se interrumpe”. “Pueblos sin suministro, con cortes constantemente, gente que no se puede mover de sus casas, y al final para eso estamos nosotros, para ayudar a volver a la normalidad lo antes posible”, ha añadido.

Refuerzo del operativo invernal

Como consecuencia, el operativo de vialidad invernal de la Diputación de Teruel ha vuelto a desplegarse este miércoles por completo para limpiar las carreteras de los sectores que le corresponden en la provincia con 16 máquinas quitanieves y otros 3 vehículos en un operativo en el que participan más de 40 personas. En concreto, se ha reforzado la limpieza de las carreteras en la zona del Maestrazgo y Gúdar-Javalambre para intentar limpiar los accesos a núcleos aislados y aquellos que tenían problemas de suministro eléctrico.

De los trabajos destaca el esfuerzo en la zona de Castellote y todos sus barrios donde el equipo de la Diputación de Teruel trabaja con el apoyo de otro de la Unidad Militar de Emergencias. Con este refuerzo se pretende abrir vías de comunicación en aquellos núcleos que permanecían aislados tras las intensas nevadas que han dejado cantidades históricas de nieve en las carreteras de la provincia.

La otra zona en la que se ha reforzado el operativo es en Mosqueruela, Cantavieja, Villarluengo, Tronchón, Allepuz, Valdelinares y Fortanete, dónde la gran cantidad de nieve que todavía cayó ayer dejo intransitables varias vías. En esta zona el dispositivo de la Diputación de Teruel se ha visto reforzado con cinco palas cargadoras de Protección Civil del Gobierno de Aragón.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies