Iglesias percibe “muy buena voluntad” de patronal y sindicatos para subir el SMI “muy pronto”

Iglesias, en la toma de posesión de sus altos cargos | Foto: Jorge Villa

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, anunció este miércoles que ha hablado con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, y que ha “recibido de los tres muy buena voluntad” para aumentar el Salario Mínimo Interprofesional a 1.000 euros “muy pronto”.

Lo hizo en su discurso para cerrar el acto de toma de posesión de los secretarios de Estado encargados de las dos áreas de su Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030: Nacho Álvarez e Ione Belarra, respectivamente.

También asumieron sus cargos el subsecretario de Estado del Ministerio, Joseba Miren García Celada; el jefe de gabinete del ministro, Julio Rodríguez, y el director adjunto de dicho gabinete, Santiago Jiménez.

“He hablado con Antonio Garamendi, con Unai Sordo y Pepe Álvarez y tengo que decir que he recibido de los tres muy buena voluntad y creo que muy pronto los trabajadores de este país van a tener una buen noticia”, atestiguó el vicepresidente en un anuncio sorpresa al final de su intervención, con el que se adelantó al resto de miembros del Gobierno y a los interloutores implicados.

Justo antes, Iglesias presumió de que el Gobierno “ha empezado a andar con buen pie” tras los años de parálisis legislativa y presentó como logros la actualización de las pensiones y del salario de los funcionarios, la declaración de emergencia climática con compromisos a 100 días y el inicio, hoy, del diálogo social, con esa supuesta “muy buena voluntad” de todos para subir el SMI.

Por lo demás, el vicepresidente afirmó que “la base material de la democracia son los derechos sociales” y desgranó los objetivos de esta área, “que son también del Gobierno”. En general, “convertir las políticas de desarrollo sostenible en políticas de Estado” y “construir el cuarto pilar del Estado del bienestar”, que concretó, no como ayuda a la dependencia, sino como los servicios de ayuda a las familias. “Le debe mucho a la voluntad política de Zapatero”, reconoció.

Más en detalle, enumeró aumentar la prestación por hijo a cargo, reducir la pobreza infantil, financiar adecuadamente el sistema de dependencia, proteger a los ciudadanos que sufren pobreza energética, subir el Iprem, ampliar la cartera de servicios sociales y mejorar la calidad de las residencias de mayores.

Como iniciativas legislativas concretas, anunció que “una de las primeras” será una Ley de Protección Integral de la Infancia y la Adolescencia, y también adelantó una Ley de Diversidad Familiar con “especial atención a las familias monomarentales”.

Respeto a la Agenda 2030, remarcó que “no es sólo un asunto internacional”, aunque tenga que ir a rendir cuentas anualmente a Naciones Unidas, sino que “obliga a España a “cumplir una serie de objetivos y asumir como reto propio” la protección de los derechos humanos, la lucha contra el cambio climático y la desigualdad económica.

Iglesias quiso expresamente dar las gracias al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por dar rango de Secretaría de Estado a la Agenda 2030 y también por incluir entre sus competencias personales el bienestar animal, apartado del que también avanzó una ley expresa.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies