La nieve cierra por completo al tráfico la A-23 a su paso por Calamocha

La A-2 ha permanecido cerrada al tráfico de camiones durante algunas
La A-2 ha permanecido cerrada al tráfico de camiones durante algunas

El temporal de nieve que sufre buena parte de Aragón este martes ha obligado a cortar por completo al tráfico una de sus principales vías, la A-23, a su paso por la localidad turolense de Calamocha. Allí, un tramo de 26 kilómetros (entre los puntos kilométricos 176 y 202) permanece impracticable por la nieve que sigue cayendo y que dificulta la visibilidad.

Además, esta vía de alta capacidad que conecta las ciudades de Zaragoza y Teruel también obliga a usar cadenas en otro de sus tramos a la altura de San Agustín. Los camiones no pueden circular por este punto de la autovía, como tampoco a lo largo de otros más de 100 kilómetros de A-23 a su paso por Teruel y Cariñena.

Se trata pues de la única vía de alta capacidad con restricciones al tráfico por la nieve, después de que el tráfico de la A-2 se encuentre ya restablecido tras una mañana en la que se ha circulado con dificultad por muchos de sus tramos. Eso sí, otras cuatro carreteras principales de Zaragoza y Teruel obligan a circular con cadenas todavía.

Son la N-330 a su paso por Daroca y la N-234 en diferentes tramos situados en San Agustín, Calamocha y Calatayud. La N-211 en Montalbán permite circular con cadenas o neumáticos de invierno hasta su kilometro 120, mientras que a partir de ese punto la vía está completamente cerrada durante otros 70 kilómetros. Una situación similar a la que vive la N-420, que permite circular con cadenas a su paso por la capital turolense, pero que a partir de su kilómetro 618 se encuentra intransitable.

Todas estas vías, sumadas a las más de 30 carreteras de la red secundaria aragonesa con algún tipo de incidencia, hacen que más de 1.000 kilómetros de recorridos por la Comunidad sigan afectados por la nieve. De ellos, Teruel acumula más de 900, mientras que Huesca continúa esquivando el temporal sin que ninguna de sus carreteras se esté viendo afectada.

Más de una decena de pueblos turolenses sin suministro eléctrico

El fuerte temporal ha provocado también averías en el tendido eléctrico que han dejado sin suministro a más de diez pueblos turolenses en la madrugada del martes. El corte se ha producido a las 3.00 horas y algunas localidades como Fuentespalda o Ráfales todavía no habían recuperado el suministro a primera hora de la mañana.

En concreto, los municipios afectados han sido Ejulve, Estercuel, Mata de los Olmos, Cañizar, La Zoma, Monroyo, Cretas, Fuentespalda, Rafales, Crivillen y Garagallo. A las 4.20 horas de hoy el suministro eléctrico de muchas de ellas ha sido ya restituido, mientras que en el resto se espera poder hacerlo a primeras horas de la mañana, una vez las quitanieves permitan el paso a los operarios de Endesa.

Print Friendly, PDF & Email
La A-2 ha permanecido cerrada al tráfico de camiones durante algunas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies