‘Gloria’ firma el peor temporal marítimo jamás registrado en el Mediterráneo occidental

Desprendimientos en la CV-428 en la demarcación de Buñol | Foto: Diputación de Valencia

La borrasca ‘Gloria’ irá perdiendo fuerza a lo largo de este martes después de sellar el peor temporal marítimo nunca registrado en el Mediterráneo occidental, con olas gigantes que en su pico máximo llegaron a superar los 10 metros en varios puntos del mar Balear, que comprende un área situada entre Valencia hasta Cataluña incluyendo Baleares.

El temporal ha sacudido esa franja mediterránea y así consta en los datos recopilados por las boyas de Puertos del Estado, organismo perteneciente al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Esos datos, recogidos por Servimedia, indican que el último récord llegó en la medianoche de este martes, cuando la boya del cabo Begur (frente a las costas de Girona) registró 7,85 metros de altura significante del oleaje, una cifra que supone un nuevo máximo desde que la serie histórica de ese lugar comenzara en 2001.

La altura significante del oleaje mide el tercio de las olas más altas durante un periodo de unos 20 minutos y es el parámetro utilizado para estos casos porque el ojo humano sobreestima la altura de las olas. No obstante, Puertos del Estado calcula que en ese momento hubo una altura máxima de 13,28 metros en la boya del cabo Begur.

Este lunes hubo tres récords históricos. La boya de Valencia midió a las 6.00 horas el mayor oleaje jamás registrado en el Mediterráneo occidental, con 8,44 metros de altura significante (unos 13,5 metros de altura máxima). No consta un mayor temporal en esa zona desde que la toma de datos comenzara en 2005.

Según Puertos del Estado, esa altura significante supera el récord anterior en el Mediterraneo occidental, que ostentaba Mahón (Menorca) con 8,15 metros por un temporal ocurrido en enero de 2003.

Otra efeméride llegó este lunes un poco antes, a las 2.00 horas, cuando la boya de Dragonera, situada al oeste de la isla de Mallorca, midió 7,97 metros de altura significante (14,22 metros de altura máxima). La serie histórica se inició en 2006.

Y la boya de Tarragona registró 7,62 metros de altura significante del oleaje a las 13.00 horas (11,41 metros de altura máxima), algo jamás medido desde que este dispositivo comenzara a funcionar en 2004.

RÉCORDS DE VIENTO

Por otro lado, el temporal también tiene su reflejo en rachas de viento históricas registradas este domingo. Los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogidos por Servimedia, indican que la estación del aeropuerto de Palma de Mallorca contabilizó una racha de 63,5 km/h, que es la más alta en un día de enero desde que la serie histórica se iniciara en 1951. El anterior récord eran 50,6 km/h, medidos el 21 de enero de 2017.

Algo similar ocurrió en el aeropuerto de Menorca, con 70,9 km/h, que es la racha más fuerte en enero desde 1965 (la anterior eran 66,0 el 14 de enero de 1980). Y en el municipio madrileño de Torrejón de Ardoz, con 93,0 km/h, que iguala el intervalo de viento más elevado desde 1969 (el 4 de enero de 2014 también se registraron 93,0 km/h).

Otros datos significativos, aunque no de récords, son las temperaturas gélidas registradas este lunes en Cerler (Huesca), con -11,7ºC; el puerto de Navacerrada (Madrid), con -10,8ºC, y la estación de esquí de La Covatilla (Salamanca), con -10,5ºC.

Ese día hubo una racha huracanada de viento de 121 km/h en Estaca de Bares (A Coruña) y la mayor cantidad de precipitación cayó en Barx (Valencia), con 190,4 litros por metro cuadrado, por delante de Escorca (Baleares), con 156,4 litros, y de Alcoy (Alicante), con 152,0 litros.

MEJORÍA

El primer temporal del invierno por viento, lluvia, nieve y oleaje, debido en parte a la borrasca ‘Gloria’, concentrará este martes su furia en el noreste peninsular y Baleares, con olas de siete metros en las costas catalanas y nevadas copiosas con 50 centímetros de grosor en Teruel.

El temporal comenzó este domingo, alcanzó su máximo el lunes e irá perdiendo intensidad este martes. “Suben un poco las temperaturas y nevará menos. Sin embargo, el temporal marítimo seguirá muy fuerte”, apuntó a Servimedia uno de los portavoces de la Aemet, Rubén del Campo.

Del Campo indicó que estos días se viven algunos de los momentos “más crudos” de este invierno, lo que se debe a la confluencia de dos fenómenos atmosféricos: la profundización de una profunda borrasca en el Mediterráneo, denominada ‘Gloria’, y la entrada de aire frío polar por el ‘pasillo’ creado entre la posición de ‘Gloria’ y un anticiclón europeo centrado sobre las islas británicas.

El tiempo adverso de este martes se desplaza hacia el noreste peninsular y mejorará en otras zonas. La cota de nieve subirá de forma progresiva y disminuirá la intensidad de viento y de las precipitaciones, aunque seguirán las precipitaciones fuertes y persistentes, y el viento fuerte en el noreste.

También nevará copiosamente con acumulaciones de 20 a 40 centímetros en zonas del sur de Aragón, el noreste de Castilla-La Mancha y el Pirineo oriental.

En cuanto al estado de la mar, continuará siendo muy adverso en zonas costeras del litoral mediterráneo, especialmente en la costa catalana, donde se esperan olas que pueden alcanzar los siete metros, si bien el temporal tenderá a amainar.

Lo peor del temporal ya habrá pasado en la tarde de este martes, cuando pocas zonas mantendrán avisos por fenómenos adversos.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies