Los jardineros se manifiestan por el centro de Zaragoza y claman por un convenio justo

Los trabajadores irán a la huelga el próximo lunes 20 si no se llega a un acuerdo con la empresa

Unas 400 personas, entre miembros de la plantilla de Parques y Jardines, sindicatos y representantes de partidos políticos de izquierda, han recorrido las calles del centro de Zaragoza para pedir a la empresa FCC que se siente a negociar y poder evitar la huelga indefinida prevista para el próximo lunes, 20 de enero.

Con gritos contra el alcalde de Zaragoza como “Azcón, mayordomo del patrón” y haciendo uso de petardos y bengalas de colores, los trabajadores han partido desde la plaza de San Miguel rumbo a las puertas del Ayuntamiento para protestar la “inacción” del Gobierno de Zaragoza frente al conflicto laboral y el “bloqueo” de FCC.

Los trabajadores han coreado consignas contra la empresa FCC, contra el alcalde y contra el equipo de gobierno formado por PP-Cs y han mostrado pancartas con mensajes que pedían, entre otras cuestiones, un convenio “más justo”, que incluya “cláusulas sociales y “contra la división en lotes”.

El portavoz del comité de empresa de la plantilla de Parques y Jardines, Álvaro Casado, ha criticado a la dirección por levantarse de las negociaciones y ha pedido al Ayuntamiento que intervenga para que pueda firmarse “un nuevo convenio colectivo que actualice las relaciones entre empresa y trabajadores”.

Según Casado, el objetivo es recuperar el poder adquisitivo perdido en estos últimos años y avanzar en medidas sociales adaptadas a los nuevos tiempos. “Medidas que favorezcan una verdadera conciliación de la vida laboral y familiar y que promuevan la igualdad real entre mujeres y hombres”, ha señalado.

FCC Medio Ambiente asegura que los motivos de la huelga son “políticos” y formuló en el SAMA un último ofrecimiento a la plantilla, que consiste en una regularización del IPC para 2020 del 0,8%, estando cerrados los ejercicios de 2018 y 2019.

Una propuesta que no convence a los trabajadores. Casado ha apuntado que la plantilla reivindica unas mayores subidas salariales. “A la empresa le supone algo ridículo porque han estado ingresando más de ocho millones de euros estos dos últimos años en los que han estado a coste real”, ha explicado.

A la espera de que haya movimientos o propuestas por parte de la empresa y del Ayuntamiento en los próximos días, la plantilla ha anunciado que continuará con su hoja de ruta prevista, colocando mesas informativas por diferentes barrios de la ciudad para explicar a los vecinos la situación actual que se viene viviendo en la contrata de parques y jardines. En caso de que no haya solución, los trabajadores comenzarán la huelga indefinida el próximo lunes, 20 de enero.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Azcón reconoce que la reforma de La Romareda no lleva la velocidad que le gustaría

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies