La gestión operativa o el seguimiento de recomendaciones centrarán la actividad de la Cámara de Cuentas

Los representantes de la Cámara de Cuentas han presentado su Plan Estratégico al presidente de las Cortes, Javier Sada

Acercarse a la ciudadanía y estudiar nuevas áreas que puedan ser interesantes para la sociedad. Estos son los principales objetivos del Plan Estratégico 2020-2021 que la Cámara de Cuentas ha presentado este jueves a las Cortes de Aragón. Dos años en los que la institución quiere reinventarse y girar hacia otras áreas de fiscalización, como la gestión operativa de los recursos públicos o hacer un seguimiento de las recomendaciones que se han emitido en los informes.

Así, y aunque el presidente de la Cámara de Cuentas, Alfonso Peña, ha reconocido que tienen la obligación legal de continuar con la fiscalización de las instituciones públicas, espera tener “margen” para “hacer otro tipo de informes que tienen interés para los ciudadanos”. Como ejemplo, hace unos meses publicaron un detallado análisis sobre el impacto que han tenido los planes Miner en el territorio aragonés.

Por otro lado, la institución quiere implantar una metodología para calcular el nivel de seguimiento de las recomendaciones que emite durante los informes, no por una cuestión estadística, sino para conocer los motivos en caso de que no se apliquen. “Aspiramos a que nuestras recomendaciones se cumplen. Es el indicador que nos permitiría concluir, si el nivel de implantación es alto, que la Cámara de Cuentas es útil. Si se dejan en un cajón, nos tendremos que preguntar si está siendo útil”, ha resaltado.

Actualmente, la Universidad de Zaragoza es la institución que más incorpora estas recomendaciones, pues “aun siendo una entidad muy grande, el rector y la gerencia tienen muchas capacidades ejecutivas”, mientras que otras también hacen caso, pero se encuentran limitadas por la burocracia. “El Gobierno de Aragón cumple nuestras recomendaciones, pero a un ritmo bastante lento, porque no son cosas para hacer mañana mismo, sino que requieren decisiones legislativas del Parlamento o modificaciones del marco reglamentario”, ha expuesto.

De hecho, en el año 2015, la Cámara de Cuentas resaltó que el Ejecutivo autonómico incumplía los procedimientos de la Ley de Contratos Públicos en la compra de farmacia hospitalaria, cuyo importe ascendía a 200 millones de euros, y no ha sido hasta este 2019 cuando el Salud ha podido iniciar un acuerdo marco para la compra centralizada de estos fármacos.

Ampliación del personal

Pero para realizar estos avances, la Cámara de Cuentas es consciente de que necesita incrementar su personal actual, de 27 trabajadores, y completar las 40 plazas que tienen aprobadas. “Tenemos vacantes y estamos analizando lanzar los procesos para incorporar nuevos empleados que nos ayuden a desarrollar nuestros trabajos. Tenemos un modelo de personal burocratico, con empleados públicos, y procesos que llevan un tiempo. Sin esa ampliación, difícilmente seríamos capaces de hacer más cosas que las que hacemos”, ha afirmado Peña.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El PP critica el “silencio y opacidad insultantes” del área de Sanidad con el hospital de Alcañiz

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies